Publicado el:

La Falta de Atención al Conducir Podría Causar Accidentes de Motocicletas, Ciclísticos y Peatonales

Hoy en día, muchas personas saben que la falta de atención al conducir puede ser tan peligrosa como conducir en estado de ebriedad. De hecho, en el estado de Florida y en toda la nación, año con año, la falta de atención al conducir es la causa de muchos accidentes automovilísticos. Algunos expertos e investigadores llegaron a la conclusión de que, la falta de atención del conductor ocasiona, al menos en parte, la inmensa mayoría de los accidentes automovilísticos y los que estuvieron a punto de ocurrir.

Sin embargo, aunque oímos un sinfín de argumentos sobre la falta de atención al conducir, la verdad es que las distracciones pueden significar un peligro en muchas situaciones. Por ejemplo, muchos accidentes de motocicletas que suceden en el estado de Florida, son originados por motociclistas que se distraen con teléfonos celulares u otros aparatos. También para los ciclistas y peatones, un momento de distracción podría representar un accidente. Las distracciones pueden provocar un accidente de muchas formas, incluso fuera de su auto:

1) Enviar mensajes de texto mientras hace alguna otra actividad. No hay duda de que enviar mensajes de texto es absorbente, razón por la cual es tan peligroso. Para enviar mensajes de texto debe tener la vista puesta en su teléfono móvil, por consiguiente ignora por completo lo que sucede a su alrededor. Si pasea en su bicicleta o camina por la calle y envía mensajes de texto a la vez, podría ser victima de un accidente.

2) Usar auriculares. La mayoría de los autos están equipados con radio o con reproductor de discos compactos, por lo tanto, casi ningún conductor piensa en usar auriculares. Sin embargo, muchos peatones, ciclistas, patinadores, corredores y remadores, sintonizan música mientras andan por ahí, esto fácilmente puede conducirlos a sufrir accidentes peatonales, accidentes ciclísticos y otra clase de accidentes que suceden en el estado de Florida. Los auriculares afectan su capacidad auditiva, e impiden que pueda escuchar sonidos o advertencias importantes a su alrededor —como el del camión que está a punto de dar marcha atrás— quedando expuesto a ser lastimado.

3) Estado emocional. Uno de los mayores distractores posibles no es el aparato o dispositivo de moda —está ahora en su interior —. Las emociones intensas —si está enfadado o no puede dejar de reírse— no le permiten tener plena consciencia de lo que ocurre en su entorno, y pueden distraerlo tanto como enviar mensajes de texto. Cuando esté alterado, es mejor que no corra o que no monte esa bicicleta. Antes que nada, tómese su tiempo para ordenar sus ideas.
4) Tecnología Bluetooth. Muchas personas optan por la tecnología de manos libres en la creencia de que se distraen menos. Aunque los teléfonos celulares y aparatos de manos libres le permitan tener sus manos desocupadas, siguen siendo una distracción. Si anda en su bicicleta por la ciudad de Miami mientras escucha los últimos chismes, podría seguir expuesto a sufrir un accidente peatonal, por la sencilla razón de que está tan absorto en su conversación que no se percata de lo sucede frente a usted.