Publicado el:

Las Lesiones en Menores de Edad y Niños Son Una Preocupación Durante la Temporada de Verano

Durante la temporada de verano las lesiones en los menores de edad y en los niños son más comunes. Esto se debe a que ellos se encuentran fuera de la escuela y frecuentemente están participando en actividades fuera de la casa. El verano debe de ser una época maravillosa para los niños, y usted puede asegurarse de que su hijo tenga un verano divertido y seguro siendo cauteloso de los accidentes que, a continuación se presentan, y que frecuentemente ocurren durante esta temporada:

1) Accidentes de peatones. Cada año, los accidentes de peatones lesionan a muchos niños. Esto se debe, simple y sencillamente, a que hay más niños en las banquetas y calles. Asegúrese de enseñarle a su hijo a cruzar la calle adecuadamente; y si está jugando fuera de la casa, asegúrese de que se mantenga lejos de la calle. Usted no quisiera ver a un niño corriendo en una calle transitada tratando de agarrar su pelota o frisbee.

2) Accidentes de bote. En el verano, y a medida que muchas familias sacan sus botes, los accidentes de bote se convierten en una preocupación. La mejor manera de evitar un accidente es con la prevención. Es por ello, que debe asegúrese que cada persona que esté abordo tenga bien puesto el equipo de seguridad, y que los niños estén usando, adecuadamente, el chaleco salvavidas. Enséñeles a sus hijos a nadar. Si usted no ha tomado un curso sobre medidas de seguridad en los botes recientemente, considere tomar una clase de repaso.

3) Accidentes de auto. Los accidentes de auto son muy comunes durante la temporada de verano ya que muchas personas se encuentran en las carreteras llevando a sus niños tanto a los campamentos de verano como a los programas de verano y también viajando. Cuando usted esté manejando, déle a sus hijos actividades que los mantengan entretenidos para evitar que lo distraigan mientras usted va manejando. Use el sentido común y maneje sólo cuando pueda poner toda su atención en el camino.

4) Lesiones deportivas. Durante el verano, muchos niños participan en actividades deportivas. Esto puede significar lesiones relacionadas al deporte tales como: fracturas de huesos, lesiones en la cabeza, raspones y moretones. Es importante asegurar que los niños estén usando, en todo momento, el equipo de seguridad adecuado para ese deporte. Si ocurre una lesión, asegúrese que sea tratada inmediatamente. Un chichón en la cabeza puede significar una contusión que puede resultar en una lesión seria si no es tratada. Si su hijo es lesionado mientras practica un deporte, asegúrese de que el o ella se recupere completamente antes de que vuelva a jugar/practicar ese deporte de nuevo.

5) Quemaduras. Las fogatas y/o hogueras de noche y los cables eléctricos son una amenaza en el verano. Enseñe a su hijo a evitar tener contacto con los cables eléctricos y también enséñele medidas de seguridad contra incendios. Muchos departamentos de bomberos ofrecen demostraciones sobre medidas de seguridad contra incendios. Llame a la estación de bomberos de su localidad y pregunte si estos eventos se ofrecerán en su área. Si usted planea tener una fogata, asegúrese que sus hijos estén bien supervisados al estar sentados cerca del fuego y al asar sus malvaviscos.