Publicado el:

Un Nuevo Estudio Sugiere Que el Comer Puede Ser la Causa de Muchos Accidentes de Autos

Un estudio nuevo emitido por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras, muestra que casi el 65% de los que casi llegan a ser accidentes de autos y el 80% de todos los accidentes de autos ocurren debido a que los conductores están comiendo o bebiendo. De acuerdo con el estudio, la comida y la bebida son una gran distracción para los conductores. Los conductores que están enfocados en comer o beber responden más lentamente y son menos capaces de responder rápidamente a los cambios repentinos de las condiciones de las carreteras o a las situaciones peligrosas en los caminos.

El estudio por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras ha encontrado que, al manejar, algunos tipos de comida resultan más peligrosos que otros. El tomar café parece ser el más peligroso para los conductores ya que está caliente y puede derramarse muy fácilmente en el conductor, incluso cuando está tapado. Una quemadura inesperada -detrás del volante- aún cuando sea pequeña, puede causar que el conductor se desvíe, que maneje bruscamente, y que se distraiga, quitando los ojos del camino. De acuerdo con el estudio, un conductor que se ha derramado el café, raramente está pensando en la manera en la que está conduciendo, y ésto, es lo que lo hace más peligroso.

Después del café, los otros alimentos más peligrosos al ir manejando incluyen por orden: la sopa, los tacos, hot dogs con carne, hamburguesas, costillas, alas, pollo frito, donas de mermelada, soda o refresco, y chocolate. La sopa es similar al café ya que puede derramarse y quemar al conductor, distrayéndolo así del camino. Los hot dogs con carne, hamburguesas, costillas, alas, pollo frito y donas de mermelada, ensucian fácilmente, se desparraman, y/o gotean, ocasionando que el conductor se distraiga. Además, muchos de estos alimentos, requieren de más de una mano para comerse. Por ejemplo, el conductor puede estar tentado a quitar ambas manos del volante para poder remojar las alas o el pollo en la salsa. Muchos de estos alimentos, también son grasos y pueden causar que las manos se resbalen del volante.

Uno de los aspectos más preocupantes de este estudio es que muchas personas comen mientras manejan. Los alimentos comprados en el automóvil a través de las ventanillas (drive thru) están designados a hacer que las personas coman en las carreteras. La mayoría de los conductores que pasan por estas ventanillas para comprar su comida, comen mientras están manejando. Al hacer viajes largos, las personas también comen mientras manejan para así poder ahorrar tiempo. En la medida en la que estamos más ocupados, el comer un tentempié o beber un café en el camino se ha convertido en algo muy común. De hecho, y de acuerdo con el estudio de la corporación ExxonMobil, más del 70% de los conductores comen mientras manejan, y el 83% de los conductores han admitido haber tomado bebidas en el camino.

Actualmente no existen leyes que prohíben el comer o beber bebidas, sin alcohol, mientras se está manejando. Sin embargo, y como resultado del estudio publicado por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras, algunas comunidades querrán re-evaluar sus legislaciones. De este estudio, pareciera que el prohibir a los conductores que coman o beban mientras manejan pudiera salvar vidas y pudiera prevenir muchas lesiones personales.

Hasta que se establezcan leyes al respecto y como muestra este estudio, es obvio lo que los conductores deben hacer. Si usted tiene hambre o sed, deténgase o sálgase del camino antes de comer o beber algo. Si usted pasa por una ventanilla (drive thru) espérese hasta llegar a su casa para comer o beber lo que compró; o bien cómalo en el estacionamiento del restaurante. No vale la pena arriesgarse por los pocos minutos que se ahorra al comer en el camino.