Publicado el:

Usted No Puede Ignorar las Campañas de Reparación de Autos

Los productos defectuosos afectan a todas las industrias, sin embargo, es especialmente preocupante si su coche ha sido detectado como inseguro. Un automóvil con alguna falla de diseño puede ser de gran peligro en las carreteras y puede ocasionar lesiones personales serias e incluso la muerte en un accidente de auto. Desafortunadamente, las campañas de reparación de productos defectuosos son muy variadas; de hecho las investigaciones muestran que los automovilistas no ponen tanta atención a estas campañas como debieran.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA por sus siglas en Ingles) reporta que muchos automovilistas y dueños de autos, no están al tanto de los avisos ni de las campañas de los automóviles que han sido detectados debido a alguna falla o defecto. Muchas personas ni siquiera revisan esta información al comprar un auto usado. Parte del problema es que, es responsabilidad del conductor, llevar el auto para que sea reparado y muchos de los conductores, simplemente ignoran estos avisos.

A pesar de los avances en los procesos de manufacturación, los avisos de autos defectuosos son todavía muy frecuentes y muy amplios. En el 2008, varios modelos Ford, Mercury y Lincon fueron encontrados con fallas peligrosas en el interruptor de control de velocidad (cruise control). Se encontró que este interruptor causaba incendios aún cuando el auto estuviera estacionado y apagado. Este defecto fue uno de los más grandes, con un aproximado de $12 millones. La NHTSA ha reportado que 5 millones de los autos que han sido llamados a reparación debido a alguna falla todavía no han sido reparados y siguen en las carreteras, aún cuando la NHTSA ha emitido varias apelaciones para que los conductores de éstos autos los lleven a reparar.

Una razón por la cual los conductores ignoran estas campañas de reparación se debe a que estamos inundados de éstas todos los días. Estas campañas son emitidas todo el tiempo y algunas de ellas involucran problemas menores como fallas en los limpia parabrisas. Sin embargo, existen otras que involucran problemas de mayor riesgo como las fallas en el interruptor del control de velocidad como la de los autos Ford. Aún cuando los dueños de los autos nuevos son contactados, muchos de ellos ignoran estos avisos. Los dueños de los autos usados necesitan hacer sus propias investigaciones, pero desafortunadamente muchas veces no lo hacen. La NHTSA tiene un sitio de Internet (www.nhtsa.gov) en el que lista todos los productos defectuosos. Este es un buen sitio para tener dentro de los sitios marcados como favoritos.

De acuerdo con la NHSTA solo un 30% de los asientos de seguridad para niños son reparados o devueltos, y solo el 50% de las llantas que han sido diagnosticadas con fallas, han sido devueltas o reparadas. En cuestiones generales de seguridad de autos, solo el 70% de los autos son regresados o reparados. Esto significa que un buen número de conductores continúan manejando autos, usando asientos de seguridad de niños, y llantas que son inseguras.

En el 2008, los fabricantes de automóviles, tuvieron que reparar 14.5 millones de autos debido a fallas de producción y en el 2006, fueron 11.2 millones. Aún cuando estas cifras se encuentran por debajo del record que se dio en el 2004 (con 30.8 millones de autos), el hecho es que es inaceptable que las cifras de autos inseguros sea tan alta. Los expertos de la NHSTA se preocupan que los consumidores estén ignorando estas campañas sin entender cómo esto les puede afectar a ellos, a los pasajeros y a las demás personas en las carreteras.