Publicado el:

Los Accidentes Automovilísticos de Adolescentes en el Condado de Lee son un Triste Legado

Las ciudades Fort Myers y Cape Coral del condado Lee es una de las cien áreas urbanas más grandes del país. Sin embargo, también tiene otra distinción: tiene el índice per capita más grande de los accidentes automovilísticos, de adolescentes, durante los días festivos y/o vacaciones. La compañía de seguros Allstate, la cual encontró esta desafortunada estadística, indica que en promedio, 14 adolescentes fueron fatalmente heridos por año durante el 2000 y el 2007 en ese mismo condado.

El vocero de la compañía Allstate, encontró esta cifra de mortalidad significativa. De hecho, la ciudad de Tampa, aun cuando tiene seis veces más el número de adolescentes que Fort Myers-Cape Coral, tiene cuatro veces menos accidentes de autos. La compania Allstate, cree que la expansión del área urbana de esta ciudad puede estar contribuyendo al alto número de accidentes de los adolescentes. La ciudad de Fort Myers-Cape Coral es una área mucho más dispersa de lo que son otras ciudades (incluyendo a Tampa), y las carreteras fuera de las ciudades tienden a ser más rápidas.

El vocero de la compañía Allstate también señaló que los conductores adolescentes simplemente no tienen la experiencia práctica sobre las diferentes situaciones que pueden presentarse para poder evitar accidentes. Además de esto, los días festivos, suelen ser malas temporadas para los accidentes ya que hay más conductores, de todas las edades, en las carreteras visitando amistades o familiares y haciendo mandados relacionados con las temporadas de vacaciones. Para los adolescentes, los días festivos y/o vacaciones significan más tiempo en las carreteras ya que no hay escuela. Muchos adolescentes pasan más tiempo manejando a fiestas o visitando amigos y familiares y esto hace que estén en las carreteras más seguido.

El vocero de las patrullas de las carreteras también culpa a las distracciones electrónicas en los automóviles. Las pantallas de video, celulares, reproductores de discos, y otros aparatos pueden distraer al conductor. De acuerdo con la compañía Allstate, 5,000 muertes ocurren cada año en todo el país, debido a los accidentes automovilísticos en los que los participantes han sido adolescentes. De estas muertes, 625 se han dado en temporadas festivas entre el Día de Gracias y la Navidad. En casi el 87% de los accidentes, la causa del accidente ha sido un error del conductor. Además de esta triste estadística, muchos de los accidentes automovilísticos que involucran a conductores adolescentes, resultan en lesiones serias y hasta permanentes tales como quemaduras, lesiones en la cabeza, huesos rotos, desfiguraciones, lesiones de la médula espinal, y otras lesiones serias.

De acuerdo con Allstate, la Florida se encuentra entre las siete primeras, de las 10 ciudades más peligrosas de accidentes automovilísticos de adolescentes en temporadas festivas. Sin embargo, otros expertos están en desacuerdo con Allstate en cuanto a la exactitud de estos resultados y a la manera en como se llevó a cabo el estudio. Sin embargo, todos los padres están de acuerdo en que necesitan comunicarse con sus hijos adolescentes acerca de como manejar durante las temporadas de vacaciones. Muchos expertos también están de acuerdo en que debería de existir más control para proteger a los conductores adolescentes de las distracciones.

Los padres pueden ayudar a asegurarse de que sus hijos adolescentes tengan un entrenamiento de manejo adecuado y a que cuenten con experiencia antes de manejar solos o de noche; también deben de establecer límites. Los padres pueden, por ejemplo, considerar el limitar el número de pasajeros adolescentes en el auto, o limitar el tipo de aparatos electrónicos que se puedan utilizar en el auto mientras manejan.