Publicado el:

Los Equipos para Hacer Ejercicio Pueden Ser una de las Causas Principales en las Lesiones a Menores de Edad y Niños

La semana pasada, en Canada, una niña de tres años murió mientras jugaba en su casa cerca de los aparatos de ejercicio. En Mayo de este año, la hija del boxeador Mike Tyson, de cuatro años, murió después de haberse enredado con un cordón que colgaba de la caminadora. Desafortunadamente, estos no son casos aislados. De acuerdo con la Comisión Estadounidense del Consumidor de Seguridad de Productos (U.S. Consumer Product Safety Comission, CPSC) aproximadamente 8,700 menores de 5 años han sufrido lesiones personales causadas por los aparatos de ejercicio. Cada año, aproximadamente 16,500 niños entre las edades de 5 a 14 años sufren lesiones relacionadas con los aparatos para hacer ejercicio.

Las lesiones causadas por los aparatos de ejercicio incluyen: lesiones en la cabeza, huesos rotos, estrangulaciones y hasta amputaciones. Estas lesiones pueden ocurrir con cualquier tipo de equipo para hacer ejercicio en la casa. Sin embargo, las caminadoras, escaladoras y bicicletas estacionarias, parecen ser las causas más frecuentes de lesiones en niños. De acuerdo con los expertos, existen varias cosas que los padres pueden hacer para reducir este tipo de lesiones:

1. Lea cuidadosamente los manuales de instrucciones. Muchos padres creen que las maquinas de ejercicio son inofensivas y seguras, pero la mayoría de los manuales de instrucciones explican minuciosamente los posibles riesgos. Estar al tanto de estos peligros es crucial para poder prevenir las lesiones. Siempre arme, use y guarde el equipo de ejercicio exactamente de la manera como se describió en las instrucciones.

2. Mantenga su equipo de ejercicio bajo llave. Cuando no esté usando sus aparatos de ejercicio, guárdelos adecuadamente de manera que los niños no tengan acceso a el. Si es posible, guárdelo en algún cuarto bajo llave. Si esto no es posible, por lo menos asegúrese que los niños curiosos no puedan usarlo. Quite cualquier cordón o alambre colgante para prevenir riesgos de estrangulación.

3. Revise si el producto tiene algún defecto o si se encuentra en las listas de productos defectuosos. Si usted nota algo peligroso en su maquina de ejercicio (si no opera adecuadamente o si se sobrecalienta) regrese el producto y contacte a la compañía de manufacturación y de venta. Revise las listas para ver si su producto ha sido detectado como defectuoso/peligroso y registre su producto para que se le informe si existen avisos sobre defectos en su producto. Los equipos que funcionan de manera incorrecta incrementan las posibilidades de sufrir alguna lesión.

4. No trate al equipo de ejercicio como un juguete. No deje que sus hijos juegen o estén en contacto con los equipos de ejercicio. Tampoco deje que los niños usen estos aparatos de ejercicio. Siempre revise los manuales de instrucciones para ver los requisitos sobre la edad adecuada para poder usar el equipo.

5. Supervise a los menores usando el equipo y asegúrese que los niños mayores usen el equipo de ejercicio adecuadamente. Una vez que los niños tengan la edad adecuada para poder usar el equipo correctamente, supervíselos mientras lo estén usando y enséñeles a usarlo correctamente. Asegure que los niños mayores y los adolescentes sepan como usar el equipo de manera adecuada en su casa.