Publicado el:

Un Reciente Accidente de Camión, en la Ciudad de Nueva York, Resalta los Peligros de las Distracciones

Aún cuando sucedió lejos de la Florida, el accidente de camión que ocurrió, la semana pasada, en Lockport, Nueva York, debe de servir como recordatorio para los choferes de autobuses y camiones en todo el país. Nicholas Sparks estrelló su camión contra un automóvil y cayó posteriormente en una alberca. De acuerdo con las autoridades, al momento del accidente, el Sr. Sparks estaba hablando por un teléfono celular y mandando mensajes de texto por el otro.

Los agentes del alguacil del condado de Niágara notaron que, el señor Sparks pudo haber sido distraído al hablar y mandar mensajes de texto por el celular, al momento que chocó con un automóvil, estrellándose posteriormente contra la cerca de una casa, y cayendo en la alberca de la misma. Los pasajeros del automóvil -una niña de 8 años y una mujer de edad avanzada- sufrieron lesiones. La niña sufrió lesiones menores mientras que la mujer de edad avanzada sufrió lesiones en la cabeza como resultado del accidente.

Los cargos que el Señor Sparks enfrenta incluyen, hablar por teléfono celular al manejar, seguir muy de cerca al automóvil de enfrente, y conducir imprudentemente. Todavía no se sabe como se va a declarar, sin embargo, este caso apunta a grandes problemas que deben ser atendidos para poder prevenir este tipo de accidentes.

El papel de los teléfonos celulares en los accidentes de autos ha sido ampliamente reportado en los medios de comunicación. De hecho, algunos estados han prohibido el uso de teléfonos celulares al manejar. Muchas autoridades e incluso investigaciones han probado que existe una relación entre el uso de teléfonos celulares, los mensajes de texto, y los accidentes de autos. Los expertos afirman que los aparatos móviles tales como el teléfono celular distraen a los conductores del camino, lo cual ocasiona accidentes. El uso de teléfonos celulares hace que los conductores presten menos atención al camino y el mandar mensajes de texto hace que los conductores quiten sus ojos completamente de la carretera o camino.

Aún cuando no se ha escrito mucho sobre el uso de teléfonos celulares y los accidentes de camiones, el sentido común nos indica que, el uso de aparatos móviles mientras se está manejando un camión, es tan peligroso- y quizá más peligroso- que hablar y mandar mensajes de texto al manejar un automóvil. Un camión con carga completa puede llegar a pesar decenas de miles de libras y en las bajadas, enfrenar puede ser más peligroso. Es por ello que resulta importante que los conductores de los camiones puedan anticipar y no quitar sus ojos de la carretera.

El mandar mensajes de texto o hablar por el celular mientras se maneja un camión, puede ser mucho más letal que mandar mensajes de texto y hablar por celular mientras se maneja un automóvil. Esto se debe a que, en un accidente o choque, el tamaño y peso del camión puede causar mucho más daño que el de un auto. Los accidentes de camiones generalmente causan fatalidades y lesiones serias y permanentes. Esto es una muy buena razón para pedirle a los conductores de los camiones que se orillen antes de hacer una llamada o mandar un mensaje de texto.