Publicado el:

En Florida las Personas de la Tercera Edad Corren Riesgo de Sufrir Accidentes de Resbalones y Caídas

De acuerdo con el Departamento de Salud de la Florida, las caídas accidentales, los tropiezos, y los resbalones son la causa principal de las lesiones personales y de las fatalidades para las personas de la tercera edad. Esta agencia reporta que las caídas accidentales son la causa principal de muerte y de lesiones e incapacidades para los residentes mayores de 64 años en el estado de la Florida. En el año 2007, aproximadamente 53,000 personas de la tercera edad del estado de la Florida, necesitaron tratamiento médico o fueron hospitalizados después de haber sufrido una caída. Ese mismo año, alrededor de 1,700 residentes de la Florida, murieron como resultado de sufrir una caída.

Muchas personas de la tercera edad, en la Florida, están temerosos de resbalarse o de sufrir una caída, y muchos cuidadores de éstas personas están preocupados por las caídas accidentales como la causa principal de lesiones. Afortunadamente, los expertos dicen que hay muchas maneras de prevenir estos accidentes. De hecho, es esencial prevenir las caídas accidentales, en las personas de la tercera edad, ya que estas caídas pueden ocasionar lesiones serias. De acuerdo con el Departamento de Salud de la Florida, el 25% de las fatalidades, en las personas de la tercera edad, asociadas con resbalones y caídas, están relacionadas con fracturas de cadera. El 52% de los accidentes de resbalones y caídas ocasionan lesiones cerebrales y fatalidades.

De acuerdo con los expertos, la mayoría de los resbalones y caídas ocurren cerca de la casa o dentro de la misma. La mayoría de las veces, estos accidentes ocurren cuando la persona mayor está de pie, caminando y se tropieza, se resbala, o sufre un desbalance. Sin embargo, las caídas de las escaleras, el caerse de la cama, y de los escalones son muy comunes.

Para prevenir los resbalones y caídas, es necesario realizar una evaluación del estado físico del familiar o ser querido, ya que muchas enfermedades pueden ocasionar que la persona mayor esté más propensa a caerse. La pérdida de balance causada por una enfermedad, por debilidad muscular, o por dolor debido a la artritis, pérdida de la movilidad, y otras enfermedades pueden hacer que la persona esté más propensa a sufrir una caída. Al mismo tiempo, los medicamentos que se usan para tratar ciertas condiciones médicas, pueden causar confusión, mareos, o reducir el control de los músculos, lo cual puede generar una caída. Los medicamentos para la diabetes, para condiciones del corazón, de la presión alta, ansiedad, y otras condiciones, pueden hacer que la persona esté mas propensa a sufrir una caída. Siempre revise con el doctor si a su familiar o ser querido, se le ha prescrito un medicamento nuevo. Pregunte si el medicamento puede incrementar los riesgos de las caídas y esté preparado para tomar más precauciones para prevenir tales eventualidades. También asegúrese de realizar evaluaciones de su vista regularmente. La falta de buena visibilidad en sus ojos, puede incrementar los riesgos de un tropiezo o caída.

Si usted tiene a un ser querido viviendo independientemente en su casa, es recomendable hacer chequeos de salud en su casa. Muchos profesionales de la salud pueden hacer esto para evaluar y ayudarle remover o disminuir los posibles riesgos de resbalones y caídas. También, es importante realizar evaluaciones médicas regularmente para asegurarse que su ser querido no desarrolle una condición que pueda afectar su movilidad.

Además de estos pasos, existen varias cosas que usted puede cambiar en su casa para hacer que ésta sea más segura para la persona mayor o para su ser querido. Los barandales en los escalones y escaleras pueden ayudar a proveerle a su ser querido mayor seguridad para agarrarse mientras sube o baja las escaleras. Las agarraderas en las tinas y regaderas también son esenciales ya que el piso está resbaloso y eso es la razón principal para las caídas. El asegurar las alfombras y el quitar las cosas del piso, y poner tapetes, pueden también ayudar a prevenir las caídas. El tener bien alumbrado y poner las bandas anti-derrape en los pisos laminados también puede ser de gran ayuda.