Publicado el:

Errores Frecuentes en Diagnósticos de Pacientes con Lesión Cerebral

Un nuevo estudio podría tener graves repercusiones para las familias que tienen seres queridos con lesiones cerebrales serias. Los investigadores en la universidad Liege en Bélgica, han conducido una investigación la cual ha demostrado que el 41% de las personas que fueron diagnosticadas en estado vegetativo, estaban en un estado de mínima conciencia. Este diagnóstico erróneo es un problema serio ya que las familias toman las decisiones de continuar o descontinuar los cuidados médicos para sus seres queridos basados en estas sutiles diferencias de diagnósticos.

Es posible que en el 2005, Terri Schindler Schiavo, haya recibido el diagnostico erróneo de estar en estado vegetativo, cuando en realidad ella pudo haber estado mínimamente conciente. La muerte de Schiavo en el 2005 pudo haber sido evitada si su diagnóstico hubiera sido diferente. La batalla legal entre el esposo de Schiavo y su familia la llevó a la muerte por hambre y deshidratación. La pregunta era si ella estaba mínimamente conciente o no. Ella fue diagnosticada oficialmente en estado vegetativo, sin embargo, varios doctores creyeron que ella estaba en un estado de mínima conciencia.

En el estudio de la Universidad de Liege en Bélgica, 44 de los pacientes que fueron diagnosticados en estado vegetativo, a través de la Escala JFK de Recuperación del Coma en su versión revisada, fueron re-evaluados usando observaciones del personal médico. 18 de los pacientes fueron encontrados en estado de mínima conciencia. Una persona en estado vegetativo no tiene conocimiento de su entorno pero puede respirar por sí mismo y puede mostrar reflejos normales. Una persona en estado de mínima conciencia, puede experimentar emociones, dolor, y puede ser capaz de comunicarse de pequeñas maneras.

Así mismo, las oportunidades de recuperación son mucho más grandes en los pacientes que están en un estado de mínima conciencia. Esta es una razón por la cual la decisión de poner fin a la vida tiende a ser diferente entre estos dos grupos. Los diagnósticos erróneos de estos dos estados, pueden llevar a las familias a pensar que hay muy pocas probabilidades de recuperación, cuando en realidad, el paciente tiene mucho más posibilidades de recuperarse de lo que se estima.

Este estudio ha planteado preguntas acerca del tratamiento que reciben los pacientes con lesiones cerebrales severas. El estudio muestra que la vida de un gran número de pacientes pudo haber sido terminada aún cuando mostraron algunas señales de conciencia. De acuerdo con los investigadores, parte del problema es que el estado de mínima conciencia puede ser intermitente. Esto es, que los pacientes pueden mostrar señales de conciencia de vez en cuando, pero no siempre. Un profesional médico tendría que estar observando estas señales por un cierto periodo de tiempo para poder determinar si el paciente está en estado de mínima conciencia o en estado vegetativo. La escala JFK de Recuperación del Coma en su versión revisada, no sugiere observar al estado de conciencia por un periodo de tiempo largo.