Publicado el:

Accidentes por Resbalones y Caídas en su Alberca

Su alberca puede ser un lugar de diversión y relajación, sin embargo, también posee ciertos riesgos. Además de las posibilidades de un ahogamiento, las albercas también poseen un riesgo de resbalones y caídas. Como lo sabe cualquier niño, las superficies mojadas son resbalosas y las albercas generalmente están rodeadas de agua que ha sido salpicada inevitablemente. Resbalarse y caerse alrededor de la alberca puede ocasionar lesiones cerebrales, huesos rotos, lesiones de la médula espinal, y otras lesiones serias. Así es como usted puede prevenir las caídas alrededor de una alberca:

1 Si su alberca salpica agua debido a una fuga, límpielo inmediatamente. Una fuga en la alberca puede ocasionar muchas superficies resbaladizas, que pueden ser un peligro para un resbalón o caída. Cierre su alberca hasta que la fuga esté arreglada.

2. No permita que corran en el área de su alberca. Los niños generalmente se dejan llevar al ver la alberca y pueden correr. El correr incrementa significativamente las posibilidades de resbalarse. Por lo tanto, haga que todas las personas tengan más cuidado alrededor del área de la alberca.

3. Considere poner bandas anti-derrape en el área de la alberca. Puede encontrar estas bandas en cualquier ferretería y en muchas tiendas que vendan productos de alberca, y son relativamente económicas. Aún cuando estas bandas no previenen los accidentes por resbalones y caídas, si proveen tracción adicional cerca de la alberca.

4. Ponga avisos cerca de su alberca acerca de los peligros. Los avisos de “no correr” y el poner reglas de seguridad en el área de la alberca son un buen recordatorio para su familia y son útiles cuando los visitantes llegan a nadar. Las reglas de seguridad pegadas en el área de la alberca, le indican a cualquier persona como estar a salvo y seguro al mismo tiempo que se está divirtiendo.

5. Limpie el área de la alberca después de nadar. Las gotas de agua que dejan los nadadores crean salpicadas en la alberca. Como resultado, las áreas de alrededor de la alberca frecuentemente están resbalosas. Después de haber terminado de nadar, trapeé el piso mojado para prevenir lesiones.

6. Ponga una reja firme alrededor de su alberca. Mantenga la reja asegurada mientras no esté usando la alberca. Esto puede prevenir el que alguien pueda entrar al área de la alberca y sufrir una lesión.