Publicado el:

Los Accidentes Automovilísticos por Conducir Bajo la Influencia Pueden ser Causados por los Medicamentos Recetados

Cuando los conductores piensan en los accidentes por conducir en estado de ebriedad, éstos piensan en los accidentes causados por el consumo de alcohol. Aún cuando sea verdad que el manejar en estado de ebriedad causa fatalidades y serias lesiones personales -incluyendo lesiones permanentes en la médula espinal y lesiones cerebrales-, los conductores también pueden estar manejando bajo la influencia de otras sustancias, no solamente el alcohol. Aún cuando usted no maneje si ha tomado, otras cosas que ha consumido pueden afectar su habilidad al manejar. Por ejemplo, muchos conductores suelen pasar por alto los efectos que los medicamentos con o sin receta médica, tienen en su habilidad para conducir un automóvil.

Todos los medicamentos tienen efectos secundarios, y muchos de ellos tienen efectos que son lo suficientemente serios como para impedir su habilidad al manejar. Algunos analgésicos poderosos pueden causar que usted se sienta mareado o pueden disminuir su tiempo de respuesta. Algunos medicamentos causan mareos, confusión, y problemas en la vista que pueden afectar la habilidad de la persona para manejar un vehículo. Además de esto, algunos medicamentos pueden interactuar con otros medicamentos y pueden ocasionar efectos secundarios negativos. En algunos casos, pueden ocasionar reacciones alérgicas que son peligrosas y no deseadas.

El manejar mientras se ha usado un medicamento con prescripción puede traer severas consecuencias. Si el medicamento causa problemas en la vista, tiempos de respuesta lentos y fatiga, es posible que el conductor pierda el control del vehículo, y que no pueda reaccionar lo suficientemente rápido como para prevenir el accidente. Los accidentes causados por conductores que están bajo la influencia de medicamentos pueden causar serias lesiones de propiedad, fatalidades, lesiones cerebrales, quemaduras, huesos rotos, y otras serias lesiones.

Si usted está tomando un medicamento nuevo es importante que usted hable con su farmacista y con su doctor sobre este medicamento. Pregunte sobre cualquier efecto secundario que pueda tener y cualquier posible contraindicación con otro medicamento que esté tomando. También pregunte sobre cualquier posible reacción alérgica. Lea las etiquetas cuidadosamente. Si el medicamento le advierte que no debe usar ni operar cualquier maquinaria pesada, usted no deber manejar un automóvil mientras haya tomado este medicamento.

Si usted maneja bajo la influencia de medicamentos que pueden afectar su habilidad para manejar, usted puede ser considerado responsable en el evento de un accidente.
Este tipo de accidentes también pueden desatar investigaciones sobre los doctores que recetaron este medicamento y las compañías que manufacturaron el medicamento. En algunos casos, pueden surgir demandas por negligencia médica, si el doctor prescribió un medicamento de manera negligente. En algunos casos las compañías fabricantes son consideradas parcialmente culpables si su producto contribuye a un accidente y se encuentra que el medicamento no tenía una etiqueta que ayudara a los consumidores a reconocer los peligros de este medicamento.

Si usted o un ser querido ha sido lesionado en un accidente causado por un conductor que estaba bajo el consumo de medicamentos, usted necesita consultar un abogado calificado del estado de la Florida. Un abogado de lesiones personales del estado de la Florida, puede investigar las causas del accidente y puede ayudarle a protegerlo legalmente para que usted tenga acceso a todos los recursos médicos, a los que por ley, tiene derecho.