Publicado el:

¿Qué hacer si Sospecha que su Camión de Alquiler no es Seguro?

Cada año, los conductores sufren serias lesiones en la cabeza, huesos rotos, lesiones cerebrales, lesiones en la médula espinal y otras heridas graves al manejar camiones de alquiler. Reportes informativos e investigaciones sobre las empresas de camiones de alquiler han encontrado que algunas de estas empresas no son tan cuidadosas como deberían serlo en cuanto a la seguridad. Si usted necesita un camión de alquiler, a continuación encontrará algunos pasos que deberá tomar en cuenta en caso de no estar seguro sobre la seguridad de un camión:

1. Pruebe antes de conducir. Antes de conducir fuera del lote de renta, inspeccione el camión por fuera con el agente de alquiler y luego pídale que maneje alrededor del lote con usted. Esto le dará la oportunidad de notar cualquier problema con el camión y le permitirá preguntar cualquier duda que tenga antes de conducir el vehículo. Si nota algún problema, busque otra compañía de camiones de alquiler. Una vez que haya manejado por el lote, visite a un mecánico de confianza para que inspeccione el camión, solamente para asegurarse que es seguro.

2. Pida una verificación sobre la seguridad del camión. Pida a la agencia de alquiler una prueba del último mantenimiento y la última inspección del camión. La agencia de alquiler debería informarle sobre la fecha de la última prueba de mantenimiento del camión y lo que ésta incluía.

3. Si nota algo inusual, llame a la compañía de alquiler inmediatamente. Si nota un comportamiento extraño mientras conduce el camión, llame a la compañía de alquiler en ese momento para reportar el problema y pedir asistencia.

4. Visite a un mecánico. Si nota algo inusual en el movimiento del camión, diríjase inmediatamente a un taller mecánico. Esto le asegurará una prueba del problema en caso de que se ocasione una disputa con la compañía de alquiler. Generalmente, la evidencia sobre problemas mecánicos ejerce presión sobre a la compañía de alquiler de modo que ésta le ofrezca asistencia cuando la necesite.

5. Niéguese a manejar más lejos. Si hay algún problema con el camión, o sospecha que el camión no es seguro, no maneje más lejos con el vehículo. Si sospecha que algo está mal y aún así continúa manejando, puede ser considerado parcialmente responsable de cualquier accidente que ocurra.

6. No conduzca un camión que sea peligroso para usted. En algunos casos, el camión puede estar en buenas condiciones, sin embargo, el hecho de que uno no sea apto para manejarlo es peligroso. Si no está calificado para manejar un camión o no siente que pueda operar el vehículo con seguridad, no lo conduzca. Incluso si el camión tiene un buen estado mecánico, puede causar un accidente.