Publicado el:

¿Será Posible que Actualmente los Consumidores Tengan Mayor Éxito en los Casos de Responsabilidad de Productos Defectuosos?

Cada año, los casos de responsabilidad de productos defectuosos aumentan cuando los consumidores sufren algún daño o lesión, debido a que un producto fue manufacturado, diseñado, o almacenado de manera incorrecta. Recientemente, la responsabilidad de productos defectuosos llegó nuevamente a las noticias después de que fuera revelado que algunos fabricantes chinos habían estado usando cadmio –metal pesado conocido por causar cáncer- en productos de joyería que se vendió en los Estados Unidos. Cada año, los productos defectuosos y peligrosos, como lo es éste, causan serios daños a los consumidores estadounidenses. Los juguetes de los niños, por ejemplo, pueden causar riesgo de asfixia o algún otro tipo de daño. Otros productos han sido relacionados con quemaduras y otras lesiones serias.

En la mayoría de los casos, es necesario contar con un buen abogado de lesiones personales del estado de la Florida, para perseguir los casos de productos defectuosos, ya que la mayoría de las compañías cuentan con una variedad de seguros y opciones de coberturas. Así mismo, muchos productos hoy en día, son fabricados en el extranjero. Generalmente cuando una compañía es acusada de fabricar productos poco seguros, se genera un juego de acusaciones mutuas. Las compañías acusan a los fabricantes (generalmente establecidos en el extranjero), mientras que los fabricantes culpan los exportadores o a las compañías asociadas. Las tiendas que venden los productos, también pueden ser acusadas o culpadas de alguna manera.

El tratar de descifrar quien es el responsable por el producto defectuoso, necesita de un buen abogado y de un equipo de investigación. Las partes lesionadas, generalmente sienten que no están recibiendo la respuesta que necesitan por parte de los fabricantes y por ende se sienten frustrados al ver que las compañías siguen produciendo tales productos defectuosos sin tener mayor repercusión en su reputación.

Una reciente publicación en la agencia de noticias LAS, reveló que esta tendencia podría estar cambiando. Esta agencia reportó que el estudio de Bloomberg encontró que los jueces están fallando a favor de los demandantes en los casos de productos defectuosos. Así mismo, este estudio también encontró que el monto de los veredictos impuestos a grandes compañías ha incrementado. De acuerdo con los expertos, se espera que esta tendencia continúe en el 2010.

En el 2009, las grandes compañías tuvieron que pagar $620 millones en las demandas de productos defectuosos. Esto representa un incremento del 53% comparado con el año pasado. Algunos expertos piensan que la actual tasa de desempleo así como la presesión económica, esta persuadiendo a los jueces a fallar en contra de las grandes compañías más a menudo.

En el 2009, los cinco veredictos más grandes, regresaron a juicio por estar involucrados en casos de responsabilidad de productos defectuosos. El caso más grande fue de $300 millones en contra de la compañía Phillip Morris en la Florida. Esto demuestra que los jueces están más dispuestos a penalizar a las grandes compañías y a recompensar a las victimas que han sufrido debido a los productos defectuosos.