Publicado el:

Accidentes de Autobuses Escolares en Florida

Aun cuando los accidentes de autobuses escolares no son tan comunes como los accidentes de automóviles, éstos causan muchas lesiones personales cada año. Durante el periodo escolar del 2008-2009, se registraron 158 accidentes de autobuses escolares en la Florida. Lo más alarmante es que en cada uno de estos accidentes el conductor del autobús escolar fue el causante del accidente. En 28 de estos accidentes, al menos una persona sufrió una lesión personal.

A los conductores se les advierte repetidamente que manejen de manera segura cuando se encuentran cerca de autobuses escolares, ya que éstos llevan niños. Sin embargo, las estadísticas más recientes sugieren que, mientras que los conductores podrían estar recibiendo el mensaje, los conductores de autobuses escolares tal vez requieran de más regulaciones. En la mayoría de los 158 accidentes de autobuses escolares en el último año escolar, el error del conductor fue no ceder el paso. En algunos casos, los errores del conductor —como dar una vuelta ilegal— causó el accidente.

Los accidentes de autobuses escolares son un motivo de consternación ya que estos vehículos tan grandes pueden causar una gran cantidad de daños. Un autobús escolar lleno de estudiantes puede pesar hasta 40,000 libras, mientras que vacíos llegan a pesar 28,000 libras. En comparación, la mayoría de los automóviles pesan 5,000 libras o menos. En un accidente vehicular con un autobús escolar involucrado, los pasajeros del automóvil tienden a estar más propensos a salir lastimados.

Así mismo, la mayoría de los autobuses escolares no tienen cinturones de seguridad para los estudiantes. En un accidente vehicular con un autobús escolar, los pasajeros del automóvil pueden salir perjudicados, sin embargo, los niños dentro del autobús pueden ser empujados y salir seriamente lastimados. Los niños pueden caerse muy fácilmente cuando el autobús choca con un coche, y estas caídas pueden resultar en lesiones en la cabeza, huesos rotos y otras heridas. Al mismo tiempo, el trauma y el miedo que los niños experimentan pueden durar un cierto tiempo.

Obviamente, los distritos escolares y escuelas tienen la obligación de contratar conductores seguros. Si se encuentra que el conductor de un autobús escolar tiene un expediente de manejo poco seguro, el distrito escolar puede ser completa o parcialmente responsable por cualquier lesión que el conductor cause. Así mismo, el conductor es generalmente responsable de cualquier lesión causada por su conducción irresponsable.