Publicado el:

¿Será Genético El Conducir Peligrosamente?

Investigadores de la Universidad de California Irvine han estudiado la manera de conducir y han encontrado que la genética podría ser parte de un mal rendimiento al conducir. De acuerdo con los investigadores, los conductores con una variante genética específica obtuvieron un resultado 20% más bajo en los exámenes de manejo, que aquellos que no la tenían. Así mismo, los investigadores encontraron que alrededor del 30% de los conductores en EU pueden tener una variante genética específica relacionada con un mal rendimiento al conducir.

De acuerdo con uno de los investigadores, el Dr. Steven Cramer, aquellas personas que presentan esta variante genética solo pudieron recordar algunas de las instrucciones de conducir y cometieron más errores al manejar que aquellos sin esa variante. El grupo de investigadores examinó a 29 conductores, pidiendo a cada uno que manejara 15 vueltas con un camión en un simulador. A todos los conductores se les pidió que repitieran el examen una semana después. Veintidós de estos conductores no contaban con la variante genética mientras que 7 sí lo hacían.

La investigación encontró que aquellos con la variante genética mostraron, constantemente, un mal desempeño al conducir, aún con práctica. De acuerdo con estos científicos, el gen impacta a un factor neurotrópico derivado del cerebro: una proteína relacionada con el rendimiento de la memoria.

Los investigadores tendrán que hacer más exámenes con grupos más grandes de personas para determinar si los resultados siguen siendo iguales con una base más amplia. Cramer y su equipo también buscan estudiar si la variante afecta también en términos de accidentes automovilísticos. Los investigadores están interesados en explorar si la tasa de accidentes automovilísticos y peatonales es más alta entre conductores que presentan la variante genética.

Sin embargo, los expertos aseguran que la habilidad al conducir no depende únicamente de si tiene o no la variante genética, ya que como muchas habilidades, el conducir puede ser aprendido. La genética no es excusa para conducir mal o descuidadamente. Si está preocupado por sus habilidades al conducir, busque la ayuda de un instructor calificado que pueda ayudarlo a mejorar su habilidad al manejar.