Publicado el:

Entendiendo la Responsabilidad en los Accidentes de Camiones

De acuerdo con The Federal Motor Carrier Safety Administration (FMCSA), en los últimos veinte años, los accidentes de camiones han incrementado. Se estima que, al año, alrededor de 5000 personas pierden la vida en accidentes de camiones y 130,000 personas sufren serias lesiones tales como lesiones cerebrales, amputaciones, lesiones de la médula espinal, entre otras. Así mismo, es más probable que los accidentes de camiones generen mayores lesiones personales serias, daños a la propiedad y fatalidades, que los accidentes automovilísticos.

Después de un accidente de camión, resulta difícil asignar al responsable. A diferencia de los accidentes automovilísticos, los accidentes de camión generalmente involucran a varias personas – el chofer del automóvil, el chofer del camión, el dueño del camión y la compañía que está rentando o que está a cargo del camión. Además de esto, algunos camiones consisten de una cabina y un trailer que está a cargo de otra compañía. En muchos casos, el camión es rentado, por lo cual la compañía que lo renta es parcialmente responsable. El exportador o el cargador del camión también pueden ser responsables si la carga no estuvo asegurada adecuadamente. Finalmente, el fabricante del camión o el fabricante de las diferentes partes del camión, puede también ser responsable por el accidente del camión.

Existen varias regulaciones y leyes que determinan quien es responsable en un accidente de camión. El título 49 del código de las regulaciones federales (Code of Federal Regulations) enlista la mayoría de las legislaciones federales que rigen a los camiones. Sin embargo, The Federal Motor Carrier Safety Administration (FMCSA), las leyes estatales, y el U.S Department of Transportation, también rigen a la industria camionera. El poder determinar que parte fue la que violó las leyes o regulaciones generalmente requiere de los servicios de abogados expertos y con experiencia en lesiones personales.

Frecuentemente, después de un accidente de camión, nadie quiere ser el responsable. La compañía arrendadora, de acarreo, y las compañías camioneras, generalmente se apuntan los dedos unas a las otras ya que ninguna quiere usar a su compañía de seguros para que le pague a la persona que ha sufrido las lesiones. Por ejemplo, la compañía arrendadora puede culpar los dueños del camión por rentar un camión en malas condiciones. El dueño de la compañía puede culpar al fabricante de los frenos, diciendo que éstos estaban defectuosos. El fabricante puede culpar al cargador, diciendo que el camión estaba sobrecargado. Mientras que todas estas partes discuten entre ellas, la victima se queda sin los medios financieros para cubrir los crecientes gastos médicos al tratar de recuperarse de las fuertes perdidas y lesiones sufridas.

Hace años, las compañías de camiones crearon barreras entre ellas y los choferes, al contratar conductores a través de contratistas y al rentar camiones a través de otras compañías. En el evento de un accidente, la compañía camionera, podía reclamar que el conductor no era empleado de ellos y que el camión no era de su propiedad. De esta manera, las compañías camioneras esperaban evitar cualquier tipo de responsabilidad. Sin embargo, hoy en día las leyes federales no permiten esto. Actualmente, cada vez que una compañía pone su nombre en el camión, está es la responsable del camión, independientemente de si el camión y el conductor están directamente asociados con la compañía.

Otro aspecto a determinar la responsabilidad en un accidente de camión, es recolectar la evidencia. Debido a los daños que los accidentes de camiones generan, las evidencias pueden perderse. Las leyes requieren a un inspector certificado de camiones para recolectar la evidencia e inspeccionar los camiones involucrados en los accidentes. Actualmente, los camiones también utilizan unas “cajas negras”, similares a las de los aviones, las cuales recolectan las evidencias. Estas reglas permiten a los investigadores el recopilar más evidencia sobre el accidente. Así mismo, muchos abogados de lesiones personales en el estado de la Florida, trabajan de cerca con los investigadores privados quienes cuentan con la experiencia en reconstrucción de accidentes y otras técnicas que son útiles al recopilar evidencias y hechos después de un accidente.