Publicado el:

Entendiendo una Lesión Medular Causada por un Accidente de Auto

Las lesiones medulares son el resultado más frecuente de los accidentes automovilísticos, y pueden contarse entre las lesiones personales más dolorosas y devastadoras ocasionadas por accidentes de tráfico. A menudo, las lesiones medulares dejan a las víctimas incapacitadas para caminar y sin poder retomar sus actividades normales. Con frecuencia, requieren de años de tratamiento y rehabilitación, así como habituarse a una nueva vida. A pesar de que nuevas investigaciones y tratamientos ofrecen diversas alternativas y la curación es más completa que nunca, muchas lesiones suelen ser permanentes.

La médula espinal es un sistema complejo de nervios, huesos y cartílago; forma parte del sistema nervioso y es el nervio más extenso del cuerpo. La médula espinal prácticamente afecta a todas las partes del cuerpo, razón por la cual, una lesión medular grave puede repercutir en muchas partes del cuerpo. Una médula espinal sana está constituida por fibras nerviosas encargadas de trasmitir mensajes a todo el cuerpo desde el cerebro. Esto es lo que nos permite movernos, caminar, y sentir estímulos sensitivos en nuestro cuerpo.

Si bien es cierto, que una lesión medular puede ser causada por enfermedad, muchas de ellas son la consecuencia de accidentes automovilísticos y camioneros, entre otros. Por lo general, en este tipo de accidentes, las vértebras de la espina dorsal se contraen o pulverizan y pellizcan a la médula espinal, la cual se inflama o contusiona debido al daño que sufre por la colisión o accidente. En algunos casos, el impacto es tan severo que desgarra o daña, de forma directa, a las fibras nerviosas o a la médula espinal. En cualquier caso, después de una lesión, todos los nervios de la médula espinal que se encuentran debajo del área afectada no pueden comunicarse, de manera eficaz, con el cuerpo. Lo que puede afectar la percepción sensitiva, el movimiento, y puede causar parálisis. En general, los nervios que se encuentran por encima de la lesión continúan desempeñando su función normal.

Ya que la médula espinal es tan compleja, los efectos reales de una lesión medular importante, al igual que el potencial de recuperación pueden ser muy variados. Algunos pacientes no vuelven a caminar nunca, en tanto que otros recuperan sus actividades y hábitos anteriores después de mucho trabajo, tratamiento y rehabilitación. Normalmente después de una lesión, el médico puede ayudar a establecer la magnitud del daño, al comprobar la movilidad y tomar placas de rayos X. Un médico suele aplicar una “prueba de alfiler” para definir el grado de agudeza sensitiva que ha perdido un paciente.

Si alguna vez usted ha padecido un accidente automovilístico, en el que haya sufrido una lesión grave como una lesión medular, necesitará integrarse a un equipo de apoyo para lograr una recuperación más completa. Existen muchos grupos de apoyo para pacientes de médula espinal y sus familiares. Ellos pueden ser recursos muy valiosos para saber más de su padecimiento y como sobrellevarlo. Trabajar con profesionales calificados y con profesionales de la salud, también puede ayudar a que usted cuente con la asistencia que necesita.

Además, en muchos casos, es importante hablar con un abogado con experiencia en lesiones personales del estado de Florida. Un abogado puede llevar a cabo una investigación del accidente que causó su padecimiento. Él o ella puede también proteger sus derechos y garantizar que pueda usted acceder a todos los recursos que le corresponden por ley. Un abogado también puede asegurar que usted cuente con los recursos económicos para buscar la mejor ayuda médica posible. En algunos casos, esto puede ayudarle a una recuperación más plena.