Publicado el:

Lesiones Intangibles y a Veces Descuidados Después de un Accidente de Camión

Después de los accidentes de camiones, algunos tipos de lesiones son muy fáciles de detectar. Las lesiones por quemadura, lesiones de médula espinal, y otros tipos de lesiones graves suelen dejar síntomas claros que hacen que un diagnóstico sea simple. Sin embargo, también hay muchos tipos de lesiones adicionales que suelen ser más difíciles de diagnosticar y más difícil de cuantificar. Con demasiada frecuencia, las víctimas de accidentes de camión encuentran dificultad con conseguir indemnización para estas lesiones menos obvias.

Por ejemplo, muchas víctimas de accidentes de camión sufren trauma emocional después de un accidente. Pueden sentirse deprimido o pueden sufrir ansiedad o pérdida de concentración. Para algunos de estos pacientes, regreso al trabajo y los derechos de una vida normal puede ser difícil, y esto se convierte en gastos considerables para el paciente. Como consecuencia del trauma emocional, los pacientes pueden perder ingresos o pueden tener que pagar por terapia. Algunos pacientes tienen dificultad para sentirse cómodo al manejar por la cual tengan que pagar por servicios de transporte. Desafortunadamente, sin un abogado de lesiones personales calificados de la Florida, muchos pacientes tienen dificultades para conseguir recompensa por estas pérdidas y pueden terminar pagando estos gastos, a veces considerables, de su propio bolsillo.

Otra pérdida con frecuencia sostenido a través de accidente de camión requiere de rehabilitación a largo plazo. Muchos tipos de heridas graves sufridas en accidentes de camiones requieren atención inmediata, sino también un tiempo de recuperación a largo plazo. Las quemaduras, traumatismos craneales, lesiones de médula espinal pueden requerir meses o incluso años de rehabilitación, lo cual requiere el transporte a las instalaciones de rehabilitación, los costos de rehabilitación, y la pérdida de ingresos. Sin embargo, muchos pacientes encuentran que las empresas de seguros y proveedores de las compañías de camiones no aprecian suficientemente el costo total y la duración de la rehabilitación, dejando al paciente a soportar la carga financiera del tiempo de recuperación a largo plazo.

Otro tipo de pérdida que se asocia frecuentemente con los accidentes de camiones es la pérdida asociada con un cambio de estilo de vida. Muchas lesiones graves de accidentes de camión – como las lesiones cerebrales y lesiones de médula espinal – llegar a ser permanentes y requieren que el paciente cambie su estilo de vida. Desafortunadamente, el cálculo del costo de los cambios de estilo de vida puede ser un reto y, a veces lleva a la subestimación de los costos totales. Un paciente puede necesitar tener su casa y el coche accesible, pero el paciente también podrá exigir renovaciones adicionales después de unos años para ajustarse a los cambiantes niveles de habilidad. Este costo a largo plazo no siempre se considera, dejando al paciente para absorber el costo.

Lesiones craneales son también frecuentemente subvalorados cuando se trata de accidentes de camiones. Algunas lesiones en la cabeza no producen traumatismos externos evidentes y no manifiestan síntomas. Esto los hace difíciles de diagnosticar en algunos casos. Además, algunos tipos de lesiones en el área de la cabeza – como latigazo cervical – tienen una alta probabilidad de ser diagnosticados erróneamente, lo que significa que las víctimas de accidentes de camiones se dejan absorber los costos de la lesión.

La frecuencia con que las lesiones de accidentes de vehículos son mal diagnosticados, subvalorados, y no vistas deben dar las víctimas de accidentes de camiones pausa. Incluso con una generosa oferta de un proveedor de seguro o abogado de la compañía de camión, es posible que los pacientes quedan con miles de dólares en facturas médicas y gastos que se tienen que pagar de su bolsillo. Por esta razón, un buen abogado de lesiones personales de la Florida es una necesidad. Un abogado calificado de lesiones personales puede asegurar que los costos a largo plazo, así como costos menos tangibles son considerados, para que usted obtenga la solución más justa posible.