Publicado el:

Entender la Responsabilidad Estricta de Productos

La responsabilidad estricta de productos defectuosos significa que cualquier empresa o persona que hace o vende un producto común y corriente, al consumidor promedio, y que se utiliza de manera normal puede ser considerado responsable por las lesiones personales que se produzcan por el uso del producto. Si usted ha comprado un producto y lo ha utilizado de una manera normal y ha sufrido alguna lesión por el producto, puede buscar una acción legal contra el fabricante. Usted necesitará un buen abogado de lesiones personales, de la Florida, para proseguir con el caso.

Un buen abogado es necesario porque usted tendrá que probar ante un juez cómo el defecto del producto se ha producido. En general, el defecto puede haber ocurrido tanto en el diseño o la fabricación del producto o durante el empaque del producto. El defecto del producto también puede haber ocurrido durante la comercialización. Por ejemplo, las instrucciones del producto o algún anuncio pudieron haber mostrado información incorrecta sobre la manera de usar el producto. Si usted siguió esta información puede haber sufrido una lesión. Un buen abogado trabajará con investigadores privados para encontrar cómo se ha producido el defecto.

En un caso de responsabilidad de producto, usted no tendrá que probar que el fabricante fue negligente. Aunque el fabricante haya tomado las medidas para asegurarse de que el producto era seguro, usted puede tener un caso si el producto resulta inseguro. Sin embargo, usted tendrá que demostrar que el producto causó su lesión y que estaba utilizando el producto en el momento del incidente. Esto puede ser difícil si no hay testigos ni evidencias de vídeo de la utilización del producto. Generalmente, un abogado se basará en pruebas médicas para vincular de manera concluyente que el producto causó la lesión.

Otra cosa que usted tendrá que probar ante el juez es que se utilizó el producto de manera adecuada. Los fabricantes no son responsables por daños causados por usos incorrectos del producto. Por lo tanto, si el producto fue alterado de alguna manera, si no se siguieron las instrucciones, o se utilizó el producto para algo para lo que no fue diseñado, usted puede dañar su caso. Es posible que tenga dificultades en obtener reembolsos por daños y perjuicios.

Las lesiones relacionadas con productos defectuosos son bastante comunes. El número de productos retirados del mercado, simplemente muestra la cantidad de productos que llegan a nuestras tiendas a pesar de ser inseguros. Aunque hay muchas leyes para garantizar la seguridad de los productos que compramos, varios productos peligrosos se siguen vendiendo. Estos productos inseguros causan accidentes automovilísticos, lesiones por quemaduras, amputaciones, reacciones médicas, huesos rotos, y muchas otras lesiones graves.

Buscar ayuda legal cuando usted ha sido herido por un producto defectuoso es importante. La acción legal obliga a un fabricante a hacer cambios que hacen que su producto sea más seguro. También asegura que le den la ayuda financiera para que pueda superar su lesión. Por ejemplo, si usted ha sufrido una lesión por quemaduras debido a un electrodoméstico defectuoso, un buen abogado de lesiones personales, de la Florida, puede asegurar que usted reciba los recursos necesarios para reemplazar los ingresos perdidos y de buscar el mejor tratamiento médico posible.