Publicado el:

Defectos de los Neumáticos y los Accidentes Automovilísticos

Los neumáticos defectuosos pueden causar accidentes automovilísticos graves. En los últimos tiempos, se han iniciado una considerable cantidad de retiros de neumáticos, y se han entablado una serie de demandas en contra de las compañías manufactureras de neumáticos por responsabilidad derivada del producto. Por desgracia, los defectos de los neumáticos siguen contribuyendo en miles de accidentes automovilísticos año con año. En algunos casos, aunque las compañías manufactureras tienen pleno conocimiento de los problemas y defectos de los neumáticos, no retiran los productos del mercado.

Cuando un neumático defectuoso causa un accidente, el resultado puede ser fatal y trágico. Cuando falla un neumático sobre todo en la carretera, el conductor puede perder el control y chocar contra otros autos o vehículos, causando estragos y cantidad de lesionados. En ocasiones, cuando los neumáticos o algunas de sus partes se desprenden de un vehículo debido a un defecto, estas piezas pueden golpear a otros vehículos y provocar una reacción en cadena de colisiones y accidentes.

Uno de los defectos más comunes de los neumáticos es la separación de la banda de rodadura, la cual es también una de las razones referidas con más frecuencia para el retiro de neumáticos. Con este tipo de defecto, un error en el diseño del neumático o en el proceso de fabricación causa que un neumático se separe de la banda de rodadura. Cuando esto sucede al conducir, por lo general el conductor pierde el control del auto; y el vehículo, o choca contra otro auto (u objeto) o se vuelca.

Otra causa común para el retiro de neumáticos son los reventones. Los reventones ocurren cuando un neumático está mal diseñado o mal fabricado, de tal manera que el neumático puede desmontarse o explotar en cualquier momento después de perder presión. Los reventones son espantosos e inesperados. Provocan que el conductor pierda el control del vehículo. Cuando los neumáticos hacen explosión, las piezas pueden disparase hacia otros autos o incluso hacia peatones, y causar daño secundario.

Además de los defectos de diseño, los defectos de la banda de caucho pueden ser el motivo de muchos accidentes automovilísticos. Todos los neumáticos llevan impreso en el flanco un “código de fecha de fabricación”. Este código puede servir para que los clientes sepan la fecha exacta en que se elaboraron sus neumáticos. Por desgracia, algunos minoristas sin escrúpulos venden neumáticos bastante viejos. Ya que la banda de caucho se deteriora con el tiempo, aún en los neumáticos viejos sin rodar −neumáticos que tienen entre seis y diez años− no pueden ser seguros en absoluto para conducir. Este es un factor importante sobre todo en el estado de Florida, en donde el calor puede ocasionar que la banda de caucho del neumático se deteriore con más rapidez.

Cabe hacer notar, que los defectos de los neumáticos por sí solos pueden causar accidentes automovilísticos graves. Aunque se trate de un conductor experimentado que conduce con toda precaución, un neumático defectuoso puede causar un accidente imprevisto e inevitable sin que el conductor haya incurrido en error. Además de provocar accidentes automovilísticos, los neumáticos defectuosos contribuyen también en accidentes de motocicletas, accidentes de autobuses, accidentes de camiones y accidentes de furgonetas. (SUV por sus siglas en inglés)