Publicado el:

Un nuevo enfoque en la seguridad de transatlánticos en el puerto de Miami tras el espantoso accidente en Italia

Hace una semana, el transatlántico Costa Concordia chocó contra un arrecife y se hundió cerca de una isla del Archipiélago Toscano en Italia. Las investigaciones sobre las causas del accidente continúan, al igual que la búsqueda de posibles sobrevivientes. Once fallecimientos se han confirmado y se esperan más. El grave accidente ha centrado la atención en la seguridad de los cruceros, algo que sin lugar a duda afecta a Miami, que en la actualidad, es uno de los principales puertos de escala y uno de los puntos de partida de transatlánticos más populares en los Estados Unidos.

Un comité del Congreso, el House Transportation Committee’s Coast Guard subcommittee (subcomité de la Guardia Costera y Transporte Marítimo del Comité de la Cámara de Transportes e Infraestructura) va a examinar las normas de capacitación de la tripulación de transatlánticos, las normas de los cruceros, y otras cuestiones para evitar, en gran medida, que ocurran accidentes semejantes en el futuro. El primer informe del incidente del crucero elaborado por el Comité sugiere que la tragedia en Italia pudo haberse evitado, de acuerdo con un vocero del Comité.

Las lesiones personales a bordo de líneas de cruceros en el puerto de Miami no son muy comunes, sin embargo, cada año suceden accidentes graves y fallecimientos en líneas de cruceros. Año con año, lesiones por resbalón y caída, agresiones, lesiones cerebrales y fatalidades, entre otros incidentes graves, ocurren en transatlánticos en el puerto de Miami. Para tratar estos problemas, en el año 2010, se aprobó una ley en los Estados Unidos para aumentar los requisitos de seguridad e información en los buques de pasajeros de crucero. En la actualidad, los buques se someten a inspecciones dos veces al año y de acuerdo con La Guardia Costera de Estados Unidos operan de manera segura.

Una cuestión que puede considerarse es si los transatlánticos más grandes representan un mayor peligro para los pasajeros. Algunos expertos señalan que el tamaño cada vez mayor de los buques los pone en mayor riesgo de accidentes y por consiguiente, pone a los pasajeros en mayor riesgo de sufrir lesiones cerebrales, fatalidades y demás tipos de lesiones. Sin embargo, otros expertos, incluyendo expertos de la Maritime and Coastguard Agency (Agencia Marítima y de Guardacostas), señalan que las normas de seguridad y la tecnología han mejorado a medida que los transatlánticos han aumentado su tamaño, por lo que los buques de pasajeros se mantienen seguros. El Concordia, por ejemplo, ha transportado a más de 120 millones de pasajeros y la tripulación en sus barcos en los últimos diez años y durante ese período de tiempo, sólo ha reportado cincuenta decesos relacionados con transatlánticos. Por supuesto que los accidentes de cruceros en el puerto de Miami son menos comunes que los accidentes automovilísticos, sin embargo, son accidentes que pueden evitarse y que causan estragos en la vida de muchas personas, como lo han demostrado las historias de la tragedia en Italia la semana pasada.

El incidente en Italia también ha provocado cierta preocupación entre los que disfrutan de vacaciones en transatlánticos y entre la industria de cruceros. De acuerdo con los expertos, existen varias medidas que los pasajeros de cruceros pueden adoptar para mejorar su propia seguridad en vacaciones de cruceros. Por ejemplo, los viajeros pueden investigar las normas de seguridad de los transatlánticos y los reportes de problemas de seguridad de los cruceros antes de viajar. Esto no siempre va a evitar un incidente –El Concordia tenía un registro de seguridad muy bueno antes del accidente de grandes dimensiones de la semana pasada– pero asegurarse de que una línea de cruceros no tiene un historial de problemas de seguridad es un buena medida a tomar. Una vez a bordo, escuchar con atención las demostraciones de seguridad y obtener información sobre los dispositivos de seguridad y procedimientos, es una buena idea. En caso de accidente, usted sabrá hacia dónde dirigirse y lo que debe hacer para evitar, tanto como sea posible, una lesión.

Si resultó lesionado a bordo de un transatlántico al abandonar el Sur de Florida o al estar en puerto en el Sur de Florida, solicite una consulta sin costo con el Grupo Legal Flaxman para hablar sobre su caso. Usted puede tener derecho a más indemnización de la que se imagina para cubrir los gastos médicos, gastos de transporte al hogar, y demás gastos relacionados con el accidente. La primera consulta con el Grupo Legal Flaxman no tiene ningún costo ni compromiso, así que comuníquese hoy para comentar sus opciones legales.