Publicado el:

¿Ayudarían las leyes de asientos elevadores del estado de Florida a evitar lesiones en accidentes automovilísticos en la ciudad de Aventura?

En la actualidad, Florida es uno de los tres estados que carecen de leyes de asientos elevadores para niños. La mayoría de los demás estados tienen legislación al respecto, por lo que es obligatorio para los padres de familia colocar a los niños de cuatro años de edad en asientos elevadores. El estado de California tiene una de las leyes más estrictas, exige que los niños de cuatro años de edad usen asientos elevadores hasta que tengan 1.45 m de estatura, o hasta cumplir ocho años de edad (lo que ocurra primero). El club automovilístico AAA (Asociación Americana de Automóviles) y los legisladores han estado presionando al estado de Florida a aprobar una ley sobre asientos elevadores, argumentando que dicha legislación podría evitar lesiones a menores involucrados en accidentes automovilísticos.

La intención sobre los sistemas de seguridad apropiados a la edad, se basa en la premisa de que los sistemas de seguridad de los automóviles –incluyendo cinturones de seguridad y bolsas de aire– están diseñados para adultos. De hecho, estos mismos sistemas de seguridad, que pueden evitar una lesión cerebral a un adulto victima de un accidente automovilístico en la ciudad de Aventura, pueden ser una amenaza para la vida de un niño. Puesto que los niños son más pequeños, las bolsas de aire que se inflan en caso de accidente pueden, con facilidad, asfixiarlos o causarles lesiones en la cabeza. En un accidente automovilístico en la ciudad de Aventura, los cinturones de seguridad pueden lacerar el cuello de un niño y producir lesiones graves. Ese es el motivo por el cual, los sistemas de seguridad apropiados a la edad son necesarios.

Sin embargo, las leyes en torno a los sistemas de retención para seguridad del niño pueden ser confusas. Los bebes pequeños se colocan en un asiento infantil para auto orientado hacia atrás. Con el tiempo, un niño pasa a un asiento con arnés orientado hacia atrás y después a un asiento orientado hacia delante. Sin embargo, cuando los niños deben pasar de un sistema de retención a otro no queda del todo claro. Los asientos infantiles para auto están basados en la estatura, peso, y en la edad del niño. Debido a que los niños crecen a ritmos muy distintos, un niño puede rebasar el peso para un asiento de seguridad pero aún así cumplir con los requisitos de edad y estatura para un asiento distinto. Esto puede ser bastante confuso para los padres de familia que intentan hacer la elección más segura para sus hijos.

La mayoría de los expertos coinciden, en que en algún momento los niños deben colocarse en un asiento elevador. Se trata de un cojín que eleva al niño para que ni las bolsas de aire ni los cinturones de seguridad puedan dañarlo en caso de accidente. Algunos asientos elevadores también vienen con respaldo y apoyabrazos. Todos los modelos se sujetan en el auto con el sistema de cinturones de seguridad del vehículo. Sin embargo, existe una gran variedad de desacuerdos sobre el tiempo en que un niño debe colocarse en un asiento elevador. El estado de Georgia tiene una ley que exige, que todos los niños entre los cuatro y ocho años de edad usen un asiento elevador cuando viajan en un auto. Algunos expertos, sin embargo, sostienen que los niños no se ajustan, de manera correcta y con seguridad, con un cinturón de seguridad para adulto hasta que tienen diez o incluso doce años de edad.

Un cinturón de seguridad para adulto que ajusta, en forma correcta, sujeta de lado a lado los muslos. Si un cinturón de seguridad cruza el estómago, como sucede en muchos niños, y el auto se involucra en un accidente automovilístico en la ciudad de Aventura, el cinturón puede causar lesiones internas. La parte superior del cinturón de seguridad debe colocarse de manera que cruce el centro del pecho de quien lo usa. En adultos pequeños y niños el cinturón de seguridad cruza el cuello, y puede causar lesiones que ponen en riesgo la vida si el auto sufre un accidente de tráfico en la ciudad de Aventura. Un asiento elevador levanta al niño para que el cinturón de seguridad se coloque sin peligro. Los modelos que tienen reposacabezas y respaldos también amortiguan la cabeza y la protegen en un accidente. De acuerdo con la organización SafetyBeltSafe USA, el uso correcto del asiento elevador para un niño que no se ajusta, en forma adecuada, en un asiento con el cinturón de seguridad, puede disminuir lesiones personales infantiles hasta 45% en caso de accidente en la ciudad de Aventura.

Sea cual sea su punto vista sobre los asientos elevadores, si su hijo resultó lesionado en un accidente automovilístico en la ciudad de Aventura, póngase en contacto con el Grupo Legal Flaxman para concertar una consulta sin ningún costo ni compromiso.