Publicado el:

Medidas para evitar mordeduras de perros en la ciudad de South Miami

Ahora que llegó el verano, los animales domésticos al igual que las personas, aprovechan el buen tiempo para pasear al aire libre. Por desgracia, el verano puede ser una época ideal para mordeduras de perros por numerosas razones. Como los niños pasan más tiempo en casa y al aire libre, tienen más probabilidades de encontrarse con perros. Además, los propietarios suelen dejar a su perro en el exterior y en algunos casos, el calor puede volverlos irritables y más propensos a atacar. Por desgracia, las mordeduras de perros en la ciudad de South Miami, pueden causar lesiones graves, sobre todo a los niños pequeños. Pueden ocasionar cicatrices faciales, fracturas óseas, e incluso lesiones cerebrales y lesiones oculares. Sin embargo, los padres de familia pueden tomar algunas medidas para evitar mordeduras:

1) Enseñe a sus hijos medidas de seguridad referentes a los animales domésticos. Una de las mejores formas de evitar lesiones, relacionadas con perros, a niños y adolecentes en la ciudad de South Miami, es enseñar a sus hijos medidas de seguridad referentes a las mascotas. Enséñeles a no acercarse a perros extraños ni a los animales domésticos que están durmiendo o comiendo. Hábleles sobre la apariencia de los animales y las mascotas cuando están asustados, y enseñe a sus hijos a no salir huyendo de los perros. Muéstreles la manera de retroceder, con lentitud, frente a un animal agresivo y la forma de buscar ayuda.

2) Supervise a los niños cuando están al aire libre. A pesar de existir leyes en vigor para garantizar que los propietarios de animales domésticos no permitan que sus perros deambulen en libertad por los parques o comunidades, no todos los propietarios de mascotas acatan estos estatutos sociales y, a veces, los perros llegan a escaparse y andan vagando. Vigilar a sus hijos –incluso cuando sólo están en el patio jugando– es una buena manera de prevenir muchos tipos de lesiones personales en la ciudad de South Miami, incluidas las mordeduras de perros.

3) No se confíe de dejar a sus hijos deambular por zonas verdes y parques. Algunos propietarios de mascotas permiten a su perro deambular por los parques, incluso en los parques donde los perros deben pasearse sujetos con correa. Además, los niños suelen correr hacia los perros que están sujetos con correa en los parques, y esto puede espantar a un animal y provocar que ataque.

4) Mantenga a la mascota de la familia bien entrenada y en buen estado de salud. Si usted tiene un perro en su hogar, llévelo a clases de obediencia y a revisiones médicas, con regularidad, para asegurarse de que el perro está sano y por consiguiente, no agreda por dolor. El buen entrenamiento asegura que su perro es menos propenso a morder a su hijo. Permitir que su hijo interactúe con una mascota bien entrenada, también puede enseñarle las habilidades de los animales que pueden ayudarlo a evitar un ataque canino.

5) Si no tiene un animal doméstico, tome en cuenta que su hijo pase algún tiempo, supervisado, con un perro bien educado de un familiar o amigo. En algún momento la interacción puede ayudar a su hijo a superar miedos, y puede servirle para aprender a interactuar, de manera segura, con un animal. También, puede ser la forma ideal de aprender lo básico de la interacción con los perros –lo básico como por ejemplo, preguntar al propietario antes de acercarse a una mascota.

Si su hijo sufrió una lesión debido a la imprudencia o negligencia de alguna persona, póngase en contacto con el Grupo Legal Flaxman para concertar una consulta de cortesía para hablar sobre su caso. El equipo de abogados del Grupo Legal Flaxman ha representado a miles de víctimas de lesiones personales en el Sur de Florida, y estará encantando de hablar con usted sobre sus opciones.