Publicado el:

¿Ayudaría permanecer al lado de un paciente después de una lesión en la ciudad de Miami?

Un estudio reciente realizado en el Children’s National Medical Center (Centro Médico Nacional Infantil) reveló, que la asistencia médica no se ve afectada cuando se permite a los familiares permanecer al lado de un paciente infantil y que, en realidad, la presencia de la familia puede ayudar al niño. De acuerdo con la Dra. Karen O’Connell, autora principal del estudio, existe una falsa idea muy común, de que los familiares en la sala de urgencias (ER por sus siglas en inglés) o en la sala de traumatología pueden obstaculizar la atención médica, no obstante, el estudio sugiere, de hecho, que los familiares pueden reconfortar y aliviar un poco el dolor.

El estudio examinó 145 casos en uno de los hospitales infantiles más concurridos del país, dónde los niños, a menudo, son tratados por trauma después de accidentes automovilísticos, entre otros traumatismos graves. Los investigadores instalaron cámaras dentro del hospital con el propósito de observar los resultados de los casos. En más o menos la mitad de los casos, se permitió a los familiares quedarse con los niños. En estos casos, la atención médica no se vio afectada y en algunos casos, los niños se sentían más cómodos y seguros.

Las conclusiones del estudio, apoyan la perspectiva del American College of Surgeons (Colegio Americano de Cirujanos), la American Academy of Pediatrics (Academia Americana de Pediatría), y de otros grupos que han sugerido, que mantener a los familiares cerca de los niños en el hospital puede tener beneficios. Sin embargo, menos del 10% de los hospitales tiene políticas en vigor que permiten a los familiares acompañar a los niños durante todo el tratamiento, y en muchos hospitales, como rutina, se sitúan a los familiares en las salas de espera en lugar de permitirles quedarse con un niño lesionado.

Si un niño de su familia sufrió una lesión personal en la ciudad de Miami, usted puede hacer muchas cosas para ayudar a proporcionarle la mejor atención posible:

1) Solicite información sobre la política del hospital con respecto a la visita y la estancia permanente con su hijo. Si prefiere, solicite quedarse con su hijo. En muchos casos, los médicos accederán si creen que es buena idea.

2) Tome nota detallada de todo lo que le mencionen los médicos acerca del diagnóstico y tratamiento. Tome en consideración escribir cualquier información importante para que la recuerde. Tener a un hijo lesionado de gravedad es muy estresante, y tener conocimiento de lo que está pasando puede servirle para evitar un diagnóstico equivocado en la ciudad de Miami, que afecte el tratamiento de su hijo.

3) Asegúrese de que todos los involucrados con la atención de su hijo sepan de todos los medicamentos, alergias graves, o condición médica pre-existente que afectan a su hijo. Ofrezca recordatorios y pregunte si parece que algo anda mal. Usted puede ser capaz de evitar un error médico en la ciudad de Miami, manteniéndose atento como un defensor de su hijo.

4) Mantenga la calma y siga las instrucciones para que los médicos puedan hacer su trabajo. Uno de los motivos por los que muchas salas de urgencias dudan acerca de la participación de la familia, es que temen a la histeria. Mantener la calma y ayudar a los médicos a socorrer a su hijo, garantiza que usted sea bienvenido en el hospital y que su hijo reciba la atención que merece. Ya sea que usted se encuentre allí por un accidente automovilístico u otro tipo de lesiones, es importante mantener la calma. Crear problemas consigue que la seguridad pueda involucrarse.

Si su hijo resultó lesionado por la imprudencia o negligencia de alguna persona, póngase en contacto con el Grupo Legal Flaxman para concertar una consulta sin ningún costo ni compromiso, para comentar cómo proteger mejor el futuro de su hijo. El Grupo Legal Flaxman es un despacho de abogados que brinda asesoría legal integral. Comuníquese hoy mismo y descubra todo lo que el Grupo Legal Flaxman puede hacer por usted.