Publicado el:

Mantener a los niños y adolecentes a salvo y libres de lesiones este verano

Para los niños, el verano significa libertad y diversión, pero para los padres de familia, el verano puede ser una temporada de inquietud y preocupación ya que los niños salen de casa para tomar parte en múltiples actividades. Los padres de familia tiene razón en preocuparse: cada verano, las lesiones personales en la ciudad de Miami, causan lesiones graves e incluso fatalidades a los niños y adolecentes en toda la ciudad. Por suerte, existen algunas medidas que usted puede tomar para evitar esto:

1) Recorra su casa. Haga un recorrido por su casa, con ojo crítico, para detectar posibles peligros. ¿Están ocultos y bajo llave todos los productos químicos peligrosos? ¿Guarda las herramientas afiladas en un sitio seguro? Compruebe la seguridad y limpieza del área de juegos al aire libre. Si detecta cualquier peligro potencial, arréglelo ahora, antes de que los niños estén en casa para la temporada de vacaciones.

2) Haga que sus hijos participen en la seguridad contra incendios en su hogar. Lograr que los niños tomen en serio la seguridad contra incendios, es importante en la enseñanza de las habilidades que necesitan para evitar lesiones por quemadura en la ciudad de Miami. Revise sus alarmas contra incendio y practique su ruta de escape junto con todos los miembros de la familia. Muchas estaciones de bomberos, tienen libros con actividades y otros recursos educativos que ayudan a enseñar a los niños sobre la seguridad contra incendios. Éstas son buenas herramientas para enseñar a sus hijos normas de seguridad, y al mismo tiempo consigue mantenerlos entretenidos.

3) Revise las actividades de verano de su hijo. Si sus hijos van a practicar deportes, ¿tienen los equipos para deportes y equipos de seguridad para evitar lesiones cerebrales y otras lesiones deportivas comunes? Si sus hijos van a pasar mucho tiempo andando en sus bicicletas, ¿tienen un caso en buenas condiciones y con el ajuste adecuado? Revise los planes de sus hijos para el verano y determine, si su familia cuenta con todo lo necesario para que la temporada de verano sea divertida y segura.

4) Tenga una charla con su nuevo conductor adolecente. Si tiene un conductor nuevo en su hogar, es probable que su adolecente esté entusiasmado con su primer verano como conductor con licencia. Antes de partir a la aventura, sin embargo, tal vez usted desee establecer algunas reglas básicas. Algunos estudios han demostrado, que los adolecentes con poca experiencia en conducción tienen una tasa más elevada de accidentes que los conductores más experimentados. Múltiples pasajeros y la falta de atención al conducir, pueden también aumentar el riesgo de su conductor adolecente. Establezca algunas reglas básicas para conducir con prudencia y asegurarse de que su hijo tiene poco riesgo de sufrir un accidente automovilístico en la ciudad de Miami. También, tome en consideración la posibilidad de matricular a su hijo en un curso de capacitación adicional para conductor o, en un curso de conducción defensiva, así él o ella, puede perfeccionar sus habilidades de conductor durante el verano.

5) Tome en cuenta quién estará supervisando a sus hijos este verano. Ya sea que usted esté confiando en los entrenadores, campamentos, u otros para mantener entretenidos a sus hijos, verifique las referencias y los antecedentes de seguridad de cualquier persona que se encargará de sus hijos este verano.

6) Tome medidas para evitar lesiones en piscinas en la ciudad de Miami. Si tiene una piscina, compruebe la seguridad de su piscina a la vez que la limpia para tenerla lista para el verano. Asegúrese de que su piscina cuente con una cerca de aislamiento y una puerta con cierre automático que evite que alguien pueda deambular por el área de la piscina. Si su piscina todavía no tiene una valla, tome en consideración la posibilidad de instalar una alarma que lo ponga sobre aviso si alguien anda dentro del área de la piscina.

Si su hijo está lesionado debido a la negligencia o imprudencia de alguna persona, esto no sólo puede arruinarle su verano, sino que también, puede amenazar su futuro. Una lesión grave puede afectar su próximo año escolar y podría resultar en una lesión de por vida. Si su hijo sufrió una lesión grave por la negligencia o imprudencia de alguna persona, póngase en contacto con el Grupo Legal Flaxman hoy mismo, para concertar una consulta sin ningún costo ni compromiso para hablar sobre su caso.