Publicado el:

Demandando las Casas de Ancianos por Negligencia en Homestead

Los casos de negligencia y abuso de las casas de ancianos en Homestead y en el Sur de Florida usualmente se demandan legalmente cuando un anciano querido se interna en una casa de ancianos, o en una instalación de asistencia o en cualquier centro de cuidado y ha sufrido de negligencia o abuso. Puede incluir negligencia grave que ocasionara una enfermedad, complicaciones médicas, o muerte. También puede incluir abuso físico, abuso sexual, abuso verbal o emocional, o asalto.

Sin embargo, no todas las personas pueden presentar un caso de abuso o de negligencia en el Sur de Florida. En general, se necesita probar los daños y necesita probar su relación con la persona mayor que fue afectada. En general la persona más cercana al anciano es la que presenta la reclamación. Esto puede incluir:

* La persona mayor afectada por el abuso o negligencia.

* La esposa de la persona mayor, si es que aún vive.

* Los hijos de la persona mayor, si la esposa ya murió.

* La otra familia de la persona mayor, en el caso que no haya hijos o esposa que vivan.

En general, si la persona que fue el objeto del abuso o de la negligencia está vivo, él o ella son los que deben presentar la demanda legal – con la ayuda de un abogado. La persona directamente afectada generalmente tiene el testimonio y la evidencia necesaria en su demanda y tiene el mayor poder para reclamar en contra de los que lo abusaron.

Posibles Problemas que Afectan los Casos de Abuso o negligencia en Personas Mayores.

Hay varias situaciones en las que la persona mayor no puede o no desea acusar al abusador. En muchos casos familiares del anciano son los que abusan y son negligentes con la persona mayor en Homestead y otras comunidades y él o ella tienen miedo de los abusadores o tienen vergüenza de lo que les ocurrió. Ellos desean olvidar lo que les ocurrió y la posibilidad de presentar una reclamación puede ser aterrador o desalentador. En algunos casos la persona que abusó busca construir una relación con la víctima para que él o ella no hablen mal de él. Esto es especialmente cierto si el abusador es un miembro residente, amigo, o un familiar.

En algunos casos, la persona mayor que sufrió el abuso y la negligencia puede estar tan enfermo que no pueda interponer una demanda legal. Si la persona mayor tiene dolencias físicas, los familiares pueden no desear exponer al anciano a los rigores de una demanda legal. Si el anciano tiene demencia u otras condiciones, un testimonio puede ser muy difícil de obtener. En estos y otros casos es muy conveniente hablar con un abogado con experiencia en casos de abuso a mayores que puede entender estos casos. Un abogado con experiencia puede aconsejar a la familia cómo proceder para lograr el mejor resultado posible para su miembro familiar.

Si tiene un miembro familiar mayor que haya sufrido negligencia o abuso, contacte al Grupo de Abogados Flaxman para una consulta gratuita. Nuestro equipo de abogados tiene un equipo de investigadores y otros profesionales para construir un caso fuerte para Usted. Cada miembro de nuestro equipo es compasivo y de verdad desea ayudar a las personas que han sido lesionadas. Nosotros entendemos que su familia puede estar pasando por momentos difíciles y haremos todo lo posible para darle el apoyo legal y la información que necesita en esos momentos difíciles.