Publicado el:

Consejos de Seguridad en Caso de un Apagón

Tanto en Homestead como en otras comunidades, los apagones de luz suceden por varias razones: cuestiones técnicas, sobreuso, o cuestiones climáticas (como tormentas o vientos fuertes que apagan el servicio durante minutos o incluso horas). ¿Sabe qué hacer para mantenerse a salvo cuando hay un apagón de luz?

Puede empezar siguiendo estos consejos:

1) Manténgase lejos de las líneas derribadas.

Durante una tormenta, es probable que el apagón se deba a líneas caídas o daños en el equipo eléctrico. Si ve que las líneas de electricidad se han caído o están sufriendo un corto eléctrico, aléjese con sus hijos de ahí y de cualquier cosa que esté en contacto con las líneas. De hecho, mantenga una distancia de diez pies entre usted y cualquier línea eléctrica, pues una distancia menor puede ponerlo en riesgo de electrocución.

Lo mejor es mantener a los niños dentro de la casa después de que una tormenta haya tirado las líneas eléctricas, ya que las chispas pueden causarles curiosidad y aún no son conscientes del nivel de energía que emana de éstas.

2) Aprenda qué dejar prendido o apagado.

La mayoría de sus aparatos y accesorios eléctricos deberían estar desconectados, aunque dejar una lámpara prendida es una excelente idea para saber cuando regrese la luz. Es importante desconectar aparatos más grandes para prevenir una sobrecarga de energía que pueda dañarlos cuando se restablezca el servicio.

Si elige usar generadores o calentadores diseñados para seguir funcionando durante apagones, asegúrese de leer primero las instrucciones, ya que muchos generadores necesitar ser instalados afuera de la casa. Cuando deba repostarlos, asegúrese de hacerlo afuera de su casa o lo más lejos posible de cualquier chispa o flama.

3) Tenga cuidado con humos y vapores

Si usted tiene estufas, generadores o calentadores de gas, o cualquier aparato que funcione con combustibles, asegúrese de tener la ventilación adecuada. Use detectores de monóxido de carbono para asegurarse de no poner en riesgo ni a usted ni a su familia.

4) Mantenga su refrigerador cerrado.

El envenenamiento por comida es uno de los problemas más importantes cuando se va la luz. La comida que esté dentro del refrigerador generalmente se mantendrá fría siempre y cuando no abra la puerta constantemente durante el apagón.

Si la comida se expone a una temperatura de 41°F durante más de cuatro horas puede empezar a alojar bacterias, por lo que es mejor desecharlas. Si después del apagón la comida está caliente y no está seguro si sigue en buen estado, es mejor desecharla para mantenerse a salvo. Es más peligroso consumir pescado, carne, huevos, y lácteos después de un apagón, mientras que los alimentos crudos y no procesados como nueces, frutas y verduras tardan más tiempo en echarse a perder.

5) Ubique los riesgos de incendio

Si está usando velas para alumbrar la casa mientras no hay luz, revíselas constantemente y no deje que los niños se acerquen y las muevan. Tenga en mente que los calentadores, las lámparas, las linternas, o cualquier cosa que tenga flamas o combustibles representa un peligro de incendio. No utilice esos aparatos cerca de las cortinas o materiales flamables.

¿Ha resultado herido por algún generador defectuoso o producto doméstico? Si es así, contacte al Grupo Legal Flaxman para una consulta gratuita. Quizá tenga oportunidad para entablar una demanda o una reclamación de responsabilidad de producto en Homestead o en su comunidad, y quizá tengo derecho a compensación que cubra las cuotas médicas, la pérdida de ingresos, el daño a la propiedad y otros gastos relacionados con la lesión del producto.

Nuestros abogados pueden ayudarlo a entender el valor de su caso. Hemos asistido a muchos demandantes en Homestead, Miami y el Sur de Florida a recuperar decenas de millones de dólares por sus lesiones. Nuestros abogados tienen más de sesenta años de experiencia conjunta y nos encantaría llevar su caso.