Publicado el:

Incidentes Violentos En Las Calles de Hollywood y Florida

La ira detrás del volante puede dispararse por casi cualquier cosa. Conducir puede ser sumamente frustrante, especialmente cuando hay tráfico y otros conductores enojados en el camino. Una persona empieza a conducir agresivamente cuando no puede controlar sus emociones y las actúa. En sus formas más leves, la ira detrás del volante puede expresarse en insultos y gestos groseros; sin embargo, en incidentes más graves, la gente ha recurrido a las armas y algunos conductores han resultado gravemente heridos e, incluso, han perdido la vida. La ira detrás del volante también puede ser una distracción que ocasiona accidentes automovilísticos en Hollywood y otras comunidades.

Todos tenemos la responsabilidad de evitar los incidentes provocados por la ira al conducir. Aunque no podemos controlar las emociones de los demás, sí hay algunas cosas que podemos hacer para volver las calles más seguras para todos:

1) Sea consciente de sus propias emociones
Aunque no hay mucho que pueda hacer por el estado emocional de otros conductores, hay varias cosas que puede hacer con respecto a la suya. Evite conducir cuando esté enojado o molesto, pues si se encuentra tranquilo será más sencillo mantener sus emociones bajo control si alguien lo rebasa agresivamente o le hace algo irrespetuoso. Asimismo, evite conducir cuando esté cansado, estresado, tenga prisa o haya consumido alguna sustancia que altere su estado de consciencia, ya que todas estas cosas pueden afectar su estado emocional y hacer más difícil que mantenga la calma en situaciones estresantes.
Si generalmente se le complica controlar su temperamento, el riesgo de sufrir un incidente a causa de la ira es mayor. Hable con un doctor o especialista para que ayude a encontrar formas de manejar su enojo. Esto no sólo hará que pueda conducir de manera más segura por las calles de Hollywood y su comunidad, sino que también ayudará a que su vida sea más tranquila.

2) Sea amable al conducir.
Evite romper las reglas, rebasar agresivamente, conducir demasiado cerca de otros vehículos, y otras conductas que pueden ser consideradas agresivas, ya que otros conductores pueden reaccionar mal y las agresiones pueden empezar a escalar rápidamente.

3) Evite empeorar situaciones potencialmente violentas
Si ya se encuentra en una situación en la que tiene que enfrentarse a una persona que ha sido agresiva, haga lo posible por terminarla. Si ha cometido un error, discúlpese y trate de continuar por su camino. Si la otra persona simplemente estaba enojada y actuando de manera hostil, hágase a un lado y ceda el paso. Si lo están siguiendo o están mostrando conductas agresivas hacia usted, intente escapar o contacte a las autoridades dependiendo de cuál resulte más conveniente.

4) Entienda en qué situaciones la ira detrás del volante puede ser un riesgo
La ira detrás de volante puede ser potencialmente peligrosa en situaciones en las que todos están estresados y cansados. El tráfico pesado, los fines de semana largos, y las congestiones eventuales pueden provocar que la ira aumente y escale hasta convertirse en un incidente serio. Investigue las condiciones de tráfico y el clima antes de conducir e intente evitar las zonas muy congestionadas, de este modo podrá llegar a su destino más tranquilo y podrá evitar encontrarse con otros conductores estresados y frustrados.

Si ha resultado herido en un incidente provocado por la ira de un conductor, puede tener opciones legales. Contacte las oficinas de Grupo Legal Flaxman en Hollywood, Homestead o Miami. Puede hablar con un abogado especialista en accidentes automovilístico para que lo aconseje y lo represente en caso de que decida levantar una demanda para recibir una compensación justa.