Artículos publicados en Lesiones en una Propiedad

Publicado el:

La temporada de fiestas puede significar un incremento en la actividad criminal. Es un hecho que entre el Día de Acción de Gracias y hasta el Fin de Año los delitos de tipo menor se incrementan 30% y los asaltos y los robos también se incrementan.

Si sale de compras para hacer sus mandados y preparase para sus vacaciones, o ya sea que solamente este disfrutando de la temporada, es importante estar alerta de sus alrededores y utilizar su sentido común para mantenerse seguro. Además es importante recordar que los dueños de las propiedades tienen la obligación de asegurar que los visitantes legítimos en sus propiedades puedan estar seguros.

Si tiene un negocio propio, por ejemplo, y hay un aumento de la delincuencia en su área, le debe a sus clientes y a sus empleados el tomar las medidas necesarias para mantenerlos seguros a todos. Hay varias acciones que los dueños de propiedades pueden hacer para que sus clientes, visitantes, y empleados estén seguros:

  • Emitir alertas para cualquier actividad criminal en su área.
  • Debe asegurarse que las puertas y las ventanas estén seguras y en buenas condiciones.
  • Contrate policías fuera de servicio o algún profesional de seguridad para patrullar su área.
  • Asegúrese que las áreas de estacionamiento, entradas, y las otras áreas estén bien iluminadas.
  • Utilice e instale un sistema de alarma de seguridad, para prevenir robos, allanamientos, y otras actividades criminales.

Si está lesionado debido a un asalto, un ataque, u otra actividad ilegal, recuerde que puede tener derecho legal. Si el ataque se llevó a cabo en una propiedad privada, y el dueño de la propiedad fue negligente en proporcionar un espacio seguro, puede tener derecho a una demanda civil contra el atacante y contra el dueño de la propiedad.
Continuar leyendo →

Publicado el:

De acuerdo con el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (Center for Disease Control and Prevention –CDC), uno de cada tres adultos mayores Americanos de edades 65 años o más, experimentan una caída. De acuerdo con los expertos, las caídas son la primera causa de lesiones fatales y de las visitas a las salas de emergencia para los adultos mayores o de la tercera edad. De acuerdo con los reportes del CDC, el 20 al 30% de los adultos mayores que caen sufren de lesiones en la cabeza, fracturas, hueso rotos y laceraciones. Los adultos mayores tienen más riesgos porque tienen dolencias pre-existentes por su edad y porque su balance y su fuerza puede estar afectada por la inactividades que se da con los años.

Desafortunadamente para los adultos de la tercera edad, los accidente de caídas y resbalones en Hollywood pueden convertirse en un grave problema. Una vez que un adulto mayor experimenta una caída, este puede sufrir lesiones que aumentan sus riesgos de otra caída. Al mismo tiempo, ellos querrán moverse menos y pueden volverse menos activos por el miedo a caerse de nuevo y esto causa que su riesgo se incremente.

La Academia Americana de Cirujanos de Ortopedia, reporta que existen varias maneras que los adultos mayores y sus cuidadores pueden hacer para reducir los riesgos de caídas:

Publicado el:

Los propietarios de mascotas en el estado de Florida, deben tener pleno conocimiento de las leyes de responsabilidad civil por daños ocurridos dentro de un inmueble, ya que si suceden accidentes por resbalón y caída, por mordeduras de perros, u otro tipo de lesiones a visitantes o invitados, el resultado puede ser una demanda. Conforme a la ley del estado de Florida, tanto los propietarios de negocios como los propietarios de viviendas, tienen la responsabilidad de ofrecer un entorno seguro a los visitantes. Los comerciantes, por ejemplo, deben cuidar que sus instalaciones cuenten con todas las medidas de seguridad para ofrecer un ambiente seguro a sus clientes y empleados. Los propietarios de viviendas deben asegurar que en su domicilio los visitantes, el personal de correo, y demás invitados no corren ningún peligro.

Si bien, los propietarios de inmuebles no pueden, desde luego, prever e impedir todos los peligros posibles, hay una expectativa jurídica que ellos tomarán las medidas necesarias para brindar un entorno razonablemente seguro. Por ejemplo, los propietarios de viviendas que tiene un perro, se espera que lo mantengan en el interior de su residencia o sujeto con correa para asegurarse de que no puede atacar a los visitantes. Los comercios deben asegurarse de que las zonas de estacionamiento y los almacenes se encuentren bien iluminados para evitar accidentes por resbalón y caída.

Si los propietarios de viviendas y los empresarios saben que hay un peligro que podría causar una lesión, o deberían haber estado enterados de algún riesgo, pueden considerarse responsables. Con los animales domésticos esto plantea un problema específico. Los perros a menudo quieren vagar y los propietarios que están ocupados, algunas veces los dejan en un área cercada del patio en donde puedan hacer algo de ejercicio. Por desgracia, si el perro muerde a alguna persona, el propietario se considera responsable.

Publicado el:

Los casos de responsabilidad civil, por lo general se presentan cuando el propietario de un bien inmueble no ha tomado las debidas precauciones para evitar que ocurran accidentes y lesiones previsibles en la propiedad. Si el propietario del bien inmueble no cuenta con un seguro contra accidentes, la persona que sufra un accidente y se lesione podrá reclamar daños y perjuicios y sanciones en contra del propietario. Los casos de responsabilidad civil difieren ampliamente, no obstante entre los más comunes se encuentran los siguientes:

1) Accidentes graves por resbalón y caída. A menudo, este tipo de litigios suceden cuando a una persona se le permite el ingreso o se le invita a una propiedad y se resbala y cae. Por consiguiente, o sufre una lesión grave de la cabeza o cualquier otra clase de lesión importante. En estos casos, el demandante debe probar que el propietario del bien inmueble hizo o desatendió hacer alguna cosa que causó el accidente. El propietario es responsable de advertir a la persona —en este caso la victima— de cualquier peligro posible y esperar que ésta tome las debidas precauciones para prevenir accidentes y lesiones. Estos casos pueden constituir un reto para ejercer, ya que es de esperarse que la persona que resbaló tome las precauciones pertinentes. El hecho de que el accidente por resbalón o caída se haya dado por sí solo, no es evidencia de un hecho ilícito. El demandante debe demostrar que hubo negligencia o alguna circunstancia que provocó su lesión.

2) Accidentes en piscina y a punto de morir ahogado. Los propietarios de piscinas necesitan tomar medidas para que éstas sean relativamente seguras. El propietario debe asegurarse de contar con los medios necesarios de seguridad, resucitación, y dispositivos de socorrismo. En los balnearios, se cuenta con que los propietarios tengan salvavidas, o equipo específico de seguridad disponible, o deben tener advertencias explícitas expuestas de cualquier peligro posible. Las piscinas particulares se espera que estén debidamente protegidas a fin de evitar que los menores entren al agua sin autorización.

Publicado el:

Durante el otoño, su casa puede estar sola por periodos de tiempo más largos ya que los niños están en la escuela y usted pasa más tiempo llevándolos a las actividades después de la escuela. También, sus hijos pueden invitar más amigos a la casa después de la escuela y durante los fines de semana. Es por ello, que ahora es el momento indicado para tomar las precauciones necesarias y reducir el riesgo de responsabilidad:

1. Encárguese de hacer las reparaciones necesarias antes del invierno. ¿La reja necesita reparaciones?, ¿El techo tiene goteras? Ahora es el momento de repararlo ya que los contratistas pueden tener acceso fácil a todo, y durante el invierno se les dificulta el acceso a algunas áreas.

2. Ciere su alberca. Limpie su alberca por última vez, haga una fiesta en la alberca y después ciérrela de manera segura durante el otoño. Usted es responsable en prevenir lesiones en la alberca y ahogamientos. Asegúrese que, durante la temporada, la alberca esté tapada de manera adecuada y protegida por una reja cerrada.