Artículos publicados en Mordidas de Perro

Publicado el:

Ahora que llegó el verano, los animales domésticos al igual que las personas, aprovechan el buen tiempo para pasear al aire libre. Por desgracia, el verano puede ser una época ideal para mordeduras de perros por numerosas razones. Como los niños pasan más tiempo en casa y al aire libre, tienen más probabilidades de encontrarse con perros. Además, los propietarios suelen dejar a su perro en el exterior y en algunos casos, el calor puede volverlos irritables y más propensos a atacar. Por desgracia, las mordeduras de perros en la ciudad de South Miami, pueden causar lesiones graves, sobre todo a los niños pequeños. Pueden ocasionar cicatrices faciales, fracturas óseas, e incluso lesiones cerebrales y lesiones oculares. Sin embargo, los padres de familia pueden tomar algunas medidas para evitar mordeduras:

1) Enseñe a sus hijos medidas de seguridad referentes a los animales domésticos. Una de las mejores formas de evitar lesiones, relacionadas con perros, a niños y adolecentes en la ciudad de South Miami, es enseñar a sus hijos medidas de seguridad referentes a las mascotas. Enséñeles a no acercarse a perros extraños ni a los animales domésticos que están durmiendo o comiendo. Hábleles sobre la apariencia de los animales y las mascotas cuando están asustados, y enseñe a sus hijos a no salir huyendo de los perros. Muéstreles la manera de retroceder, con lentitud, frente a un animal agresivo y la forma de buscar ayuda.

2) Supervise a los niños cuando están al aire libre. A pesar de existir leyes en vigor para garantizar que los propietarios de animales domésticos no permitan que sus perros deambulen en libertad por los parques o comunidades, no todos los propietarios de mascotas acatan estos estatutos sociales y, a veces, los perros llegan a escaparse y andan vagando. Vigilar a sus hijos –incluso cuando sólo están en el patio jugando– es una buena manera de prevenir muchos tipos de lesiones personales en la ciudad de South Miami, incluidas las mordeduras de perros.

Publicado el:

A veces, aún cuando se toman todas las precauciones y se tienen las mejores intenciones, un perro puede llegar a morderlo. Si usted o su hijo han sufrido de una mordida de perro, asegúrese de buscar el tratamiento adecuado; pero también asegúrese de protegerse legalmente. Si usted ha sido mordido por un perro:

1) Contacte de inmediato a las autoridades. Aún cuando su instinto sea el de confrontar al dueño del perro, absténgase de hacerlo ya que esto no es recomendable. Algunos dueños de perros se niegan a ayudar a la víctima que fue mordida por su perro, y algunos otros se portan agresivos cuando se acusa a sus perros de haber mordido. Por esto, es mejor que si puede, detenga al perro, tómele una foto al collar del perro, o escriba el número que aparece en el collar del perro, y/o cualquier otra información que le pueda ayudar a identificarlo. Después, contacte a las autoridades de inmediato, ellos generalmente le pueden ayudar a identificar al perro, conseguir evidencias y le pueden ayudar a que obtener asistencia medica inmediata. También le puedan ayudar a adquirir la información sobre si el perro tiene todas sus vacunas o no.

2) Busque ayuda médica inmediata. Usted debe acudir con un doctor o a la sala de emergencias inmediatamente después de haber sido mordido. Aún cuando la mordedura no se vea muy grave, es posible que usted pueda requerir una serie de antibióticos o vacunas contra la rabia para asegurarse que este a salvo. Si usted ha sido expuesto a la rabia, es importante que inicie de manera inmediata un tratamiento contra la rabia. Aún cuando no ha estado expuesto a la rabia, una mordida de perro puede infectarse fácilmente. Esto puede hacer que requiera de un tratamiento médico para proteger su salud.