Publicado el:

Conductores Mayores y Seguridad

Este año, el Príncipe Felipe de Inglaterra, Duque de Edimburgo, entregó su licencia de conducir luego de involucrarse en un accidente automovilístico a la edad de 97. Cuando estas noticias se convirtieron en titulares, surgieron muchas discusiones sobre la edad y conducir con seguridad. Si usted vive en Hollywood o en cualquier lugar de Florida del Sur, podría preguntarse si puede continuar manejando con seguridad mientras cumple más años. O, podría preocuparle un conductor mayor en su entorno que parece estar batallando al manejar.

Aunque muchos conductores mayores continúan manejando con seguridad y aunque el sector de adultos mayores tiene estadísticamente una tasa más baja de accidentes que los adultos jóvenes en muchos estudios, no hay duda de que algunas de las preocupaciones de salud relacionadas con la vejez pueden impactar negativamente la manera de conducir. El detrimento en la movilidad por osteoporosis u otras condiciones, o la visión defectuosa por la edad, pueden impactar la habilidad de conducir un auto con seguridad.

Puede dificultarse establecer cuando alguien no es capaz de conducir con seguridad. Si usted nota que un ser querido mayor comete muchas equivocaciones o causa muchas abolladuras, usted podría desear conversar con él. Igualmente, si un doctor decide que un paciente mayor ya no puede operar un vehículo con seguridad, es importante escuchar esa indicación.

Existen varios pasos que puede dar para garantizar que usted y sus seres queridos se mantengan seguros como conductores, incluyendo los adultos mayores:

  • Mantengan una buena conversación con el médico familiar. El médico familiar puede ayudar a diagnosticar cualquier problema al paso del tiempo. Si hay síntomas preocupantes, un médico familiar puede ordenar exámenes o sugerir tratamientos que pueden ayudar a que un conductor se mantenga seguro por más tiempo.
  • Realícese exámenes con regularidad. Los exámenes del oído y de la visión, así como los chequeos anuales pueden ayudar a detectar cualquier complicación antes de convertirse en un problema en el camino.
  • Revise con regularidad sus medicamentos. Algunos medicamentos pueden ocasionar somnolencia u otros síntomas que pudieran ser peligrosos para los conductores. Siempre hable con el farmacéutico al adquirir un nuevo medicamento para asegurarse de entender cómo puede afectar su capacidad para conducir. Aun al adquirir medicamentos de venta libre, asegúrese de entender los efectos secundarios y reconfirme con el farmacéutico para evitar cualquier interacción con otros medicamentos que usted pudiera estar tomando.
  • Ofrezca alternativas. Si usted tiene un ser querido que está batallando con su manejo o si usted mismo se preocupa sobre su capacidad para operar un vehículo con seguridad, busque conductores voluntarios, comparta viajes, y otras opciones que pudieran existir en su área. Hollywood y otras partes de Florida del Sur pudieran parecer dependientes de los autos, pero encontrar alternativas razonables para circular puede facilitar la entrega de las llaves cuando sea el tiempo de hacerlo.
  • Adapte su auto a sus hábitos de conducir. Los adultos mayores pueden usar extensores de espejos, dirección hidráulica, ajustes de asientos, y otros dispositivos o cambios para hacer sus autos más fáciles de manejar, inclusive si se tiene una movilidad reducida. Si usted o un ser querido tiene una condición médica grave, podría desear considerar trabajar con especialistas en rehabilitación para conducir y terapistas ocupacionales para ayudarle a adaptarse y capacitarse para volver a manejar un auto.

Si usted ha resultado lesionado por la negligencia de alguien, contacte al Grupo Legal Flaxman al 1-866-352-9626 (1-866-FLAXMAN) para hablar con un abogado de accidentes automovilísticos en Hollywood en una consulta gratuita.