Publicado el:

Lesiones Laborales y Oficinistas en Homestead y Florida del Sur

Aunque los trabajadores de la construcción y otros empleados que laboran con maquinaria pesada tienen altas tasas de lesiones laborales, muchas personas se sorprenden al encontrar que los oficinistas en Homestead y en otras comunidades también sufren lesiones laborales con alguna frecuencia.

Existen varias razones por las que el trabajo de oficina puede ocasionar lesiones:

  • Los trabajadores pueden repetir tareas (como teclear) durante periodos largos, lo que pudiera llevar a lesiones por esfuerzo repetitivo
  • La presión en el trabajo de oficina puede provocar violencia y algunos empleados, (como los que trabajan en las oficinas de impuestos), pueden verse expuestos a agresiones externas de clientes y consumidores
  • Las escaleras y rampas pueden plantear un riesgo de accidentes por resbalón y caída o tropezón y caída
  • La maquinaria, como fotocopiadoras, impresoras, y computadoras, podrían sobrecalentarse o pudieran ocasionar exposición química.
  • Los oficinistas pueden tener una vida sedentaria y si necesitan pasar muchas horas en su escritorio, esto puede volverlos más vulnerables a sufrir lesiones y enfermedades
  • Los viejos edificios de oficinas pueden tener pintura de plomo, asbesto, y otros riesgos ambientales
  • La mayoría de oficinas necesitan almacenar tintas para impresora, archivos, libros, y otros materiales que podrían caer sobre los trabajadores si están mal colocados en estantes altos
  • Los empleados pudieran no darse cuenta de los riesgos de su lugar de trabajo y podrían ser menos precavidos durante sus tareas cotidianas

Previniendo Lesiones

Los oficinistas pueden sufrir muchas lesiones graves, incluyendo fracturas, exposición química, lesiones en tejidos blandos, y más. Si usted es oficinista, hay algunos pasos que puede dar para reducir sus riesgos:

  • Capacítese. Aun si usted no cree que haya muchos riesgos en su trabajo, existen algunos, y una capacitación de calidad puede ayudarle a reducirlos.
  • Fortalezca su corazón. Póngase en forma, ya que un corazón fuerte puede ayudarle a prevenir algunas lesiones.
  • Interrumpa las tareas. Si necesita teclear por periodos largos, considere alternar con un software de teclear y dictado (si es posible), para dar a sus manos un descanso. O interrumpa las tareas para reducir su riesgo de lesiones por esfuerzos repetitivos. Use una alarma para darse descansos frecuentes para estirarse y caminar un poco.
  • Asegúrese de que los muebles de su oficina sean cómodos. Consiga una silla ergonómica y un escritorio que pueda ajustar a la altura correcta. Ajuste el monitor de su estacón de trabajo para que no tenga que mirar hacia abajo o forzar su cuello mirando hacia arriba. Mejor aún, consiga un escritorio ajustable y también un soporte para trabajar de pie o en bicicleta o en una caminadora, si fuera posible, para que pueda cambiar de estar sentado, a parado, y a estar en movimiento durante su día laboral.
  • Descanse lo suficiente. Es más probable que cometa errores en su trabajo si está fatigado.
  • Su lugar de trabajo debe contar con unas precauciones básicas de seguridad. Si usted nota problemas como derrames en el piso, azulejos rotos, barandillas rotas, iluminación deficiente, puertas inseguras, o cualquier otro problema, repórtelos. Dé seguimiento para garantizar que queden arreglados.

Si usted ha resultado lesionado en su oficina, podría ser elegible a la compensación al trabajador, o podría tener una demanda legal. La compensación puede ayudarle a reponer los ingresos perdidos y también a pagar los gastos médicos mientras se recupera.

Si usted ha resultado lesionado y le gustaría saber más sobre sus derechos, llame al Grupo Legal Flaxman al 1-866-352-9626 (1-866-FLAXMAN) para programar una consulta gratuita y sin compromiso con un abogado de compensación al trabajador. Nuestra firma cuenta con décadas de experiencia combinada y ha ayudado a las personas lesionadas como usted a recuperar millones por sus lesiones.