Publicado el:

¿Está pensando en adquirir un camión? ¡Lea esto primero!

Con el tiempo, muchos automovilistas deciden comprar un camión. A muchas personas les entusiasma la idea de poder llevar más artículos y varios conductores asumen que los camiones son más seguros. Sin embargo, si usted quiere adquirir un camión debe tomar en cuenta algo más que la marca, el precio, y el color de su nuevo vehículo. También debe asegurarse de que su vehículo nuevo sea seguro y que pueda operarlo sin peligro. La manera de hacerlo es la siguiente:

1) Averigüe sobre los fabricantes de camiones y su registro de seguridad. Antes de comprar un camión, lea revistas, críticas sobre camiones, y publicaciones como la revista Consumer Reports para enterarse de las normas de seguridad y reputación de los camiones en los que esté interesado. Busque camiones y fabricantes que tengan buenas calificaciones de seguridad de evaluadores independientes. Además, tome en consideración que los diferentes modelos del mismo fabricante pueden tener distintas calificaciones de seguridad. Busque los modelos más seguros.

2) Obtenga la licencia para conducir camiones. Aun cuando compre un camión chico que no requiera una licencia adicional, tomar unas clases de más y conseguir la licencia para conducir un vehículo más grande del que va a comprar, es una buena idea. Los camiones –incluso los más chicos– se manejan de diferente manera que los sedanes o los autos compactos de pasajeros. Mientras más capacitación tenga de vehículos pesados, más seguro estará al volante de su camión nuevo.

3) Practique conduciendo camiones. Entre más pueda practicar, más seguro estará. Pruebe, alquilando un camión, conduciendo el camión de un amigo o tomando algunas lecciones. Cuanto más sepa, más seguro estará.

4) Empiece a poner en práctica buenos hábitos. Enviar mensajes de texto o hablar por teléfono al conducir causa muchos accidentes automovilísticos al año, y estos accidentes conducen a fatalidades y lesiones personales graves, como lesiones cerebrales, fracturas óseas, lesiones por quemadura, lesiones medulares, entre otras lesiones graves. Cuando tenga su camión nuevo, ponga en práctica la conducción segura, guardando sus dispositivos móviles.

5) Cuide bien su camión. En un accidente de camión, el tamaño del camión por sí solo, puede significar más lesiones, fatalidades, y daños materiales. Por tal motivo, regístrese para recibir información del concesionario. Si recibe la notificación del retiro del mercado de un producto que afecta a su camión, corrija el problema de inmediato. Busque un mecánico que tenga experiencia en el modelo de su camión y asegúrese de realizar las pruebas pertinentes y el mantenimiento adecuado de su vehículo nuevo.