Publicado el:

Retomar El Volante Después de Un Accidente de Camión

Después de sufrir un accidente de camión, el retomar el volante de un vehículo puede causar nerviosismo o susto. Además de las lesiones personales físicas, que los accidentes de camiones causan, estos accidentes también ocasionan traumas. No es inusual que las victimas sufran de insomnio, ataques de pánico, y otros disturbios emocionales y estreses serios, después de un accidente de camión. El subirse de nuevo a un auto o camión resulta difícil tanto para los choferes como para los pasajeros de los automóviles que han estado involucrados en un accidente de camión. Aquí se enlistan algunas maneras en las que los conductores pueden hacer esta transición menos estresante:

1) No se apresure. Después de un accidente de camión, considere tomar transportación pública, taxis o haga rondas. El retomar el volante demasiado pronto puede generar miedos, ataques de pánico, y otros estreses. Permítase sanar totalmente- tanto física como emocionalmente- antes de intentar manejar de nuevo.

2) Busque asistencia médica. Asegúrese que un doctor calificado le haga una evaluación física completa después de su accidente. Sepa que algunas lesiones tales como las de la médula espinal, las lesiones cerebrales, y quemaduras profundas, pueden afectar su habilidad al manejar. Discuta las posibilidades de volver a manejar con su doctor y pregunte cuando es físicamente seguro que usted pueda volver a manejar.

3) Hable con un abogado. El hablar con un abogado de lesiones personales del estado de la Florida, es muchas veces catártico para la mayoría de las víctimas de los accidentes de camiones. Un buen abogado de lesiones personales lo puede ayudar a entender cual fue la causa del accidente. Esto lo puede ayudar a sentirse más en control y más capaz para entender el accidente. Un abogado también le puede ayudar a asegurar que usted no se sienta culpable si el accidente no fue su culpa.

4) Hable con un trapista o consejero. Si ya han pasado algunas semanas y usted todavía se siente ansioso o nervioso, hable con un consejero o trapista calificado. Estos profesionales están ahí para ayudarle a manejar sus sentimientos y emociones sobre el accidente y sobre el hecho de manejar.

5) Empiece despacio. Evite hacer viajes largos después del accidente. Empiece con manejar distancias cortas y en lugares conocidos y poco a poco vaya aumentando. Si empieza a sentir pánico, oríllese y espere a que se le pase. Espere hasta que se sienta cómodo manejando distancias cortas para empezar a manejar distancias largas.