Publicado el:

Lesiones en Hogares de Ancianos: Accidente o Negligencia?

Las familias sitúan a sus seres queridos, de la tercera edad, en casas de ancianos con la esperanza de proporcionarles un alto nivel de atención. Cuando éstos sufren una lesión personal, se generan muchas emociones y preguntas al respecto. Las familias pueden sentir que un accidente es el resultado del abuso o negligencia, mientras que las casas de ancianos pueden afirmar que el incidente es el resultado del proceso de envejecimiento. En muchos casos, las lesiones en las casas de ancianos se pueden deber a una serie de razones:

1) Disminución del tono muscular. Nuestros músculos pueden perder tono mientras que envejecemos, especialmente si llevamos una vida sedentaria. Un tono muscular pobre puede llegar a causar resbalones, caídas y otras lesiones. Sin embargo, el hogar de ancianos puede ser encontrado negligente, en estos casos, si los pacientes no tienen acceso a opciones de ejercicio y el cuidado de la salud que mantiene sus músculos en buen estado.

2) Malos reflejos. Cuando envejecemos, nuestros reflejos se vuelven más lentos. Esto puede provocar que tengamos caídas o estar menos seguros al pararnos. Esto puede ocasionar lesiones en muchos casos. Sin embargo, las casas de ancianos deben de tener características que mejoren la seguridad para los ancianos. Por ejemplo, debe haber barras de agarre en los baños y a lo largo de los pasillos, para que los adultos de la tercera edad puedan agarrarse de estas barras para evitar una caída.

3) Mantenimiento deficiente en la casa de ancianos. Esta es una situación en la que el hogar de ancianos es legalmente responsable. La casa debe tener un mantenimiento adecuado de pisos y jardines y con entradas y salidas claramente marcadas. Los pisos deben estar limpios y libres de escombros. Cualquier derrame debe ser limpiado con prontitud y las bandas antideslizantes se deben de instalar para ayudar a prevenir accidentes. Todas las áreas deben estar bien iluminadas.

4) Reacciones de medicamentos. Algunas reacciones causan mareos y otras síntomas que pueden causar accidentes y lesiones personales. El personal de la casa de ancianos debe controlar la dosis y medicamentos para garantizar que los medicamentos no causen riesgos innecesarios. Los pacientes que sienten efectos secundarios de los medicamentos deben recibir ayuda adicional.

5) Visión deficiente. En muchos casos, la enfermedad y el simple proceso de envejecimiento puede causar problemas de visión, lo que puede hacer más fácil para las personas mayores caer o chocar contra objetos. Es responsabilidad de la casa de ancianos prestar servicios de salud y cuidado de la vista adecuados y asegurar que no haya obstáculos que sean poco visibles. Los letreros y objetos deben tener números visibles y etiquetas sobre ellos.