Estamos con usted durante la pandemia de COVID-19. De esta manera.

Artículos publicados en Lesiones por Caídas

Su alberca puede ser un lugar de diversión y relajación, sin embargo, también posee ciertos riesgos. Además de las posibilidades de un ahogamiento, las albercas también poseen un riesgo de resbalones y caídas. Como lo sabe cualquier niño, las superficies mojadas son resbalosas y las albercas generalmente están rodeadas de agua que ha sido salpicada inevitablemente. Resbalarse y caerse alrededor de la alberca puede ocasionar lesiones cerebrales, huesos rotos, lesiones de la médula espinal, y otras lesiones serias. Así es como usted puede prevenir las caídas alrededor de una alberca:

1 Si su alberca salpica agua debido a una fuga, límpielo inmediatamente. Una fuga en la alberca puede ocasionar muchas superficies resbaladizas, que pueden ser un peligro para un resbalón o caída. Cierre su alberca hasta que la fuga esté arreglada.

2. No permita que corran en el área de su alberca. Los niños generalmente se dejan llevar al ver la alberca y pueden correr. El correr incrementa significativamente las posibilidades de resbalarse. Por lo tanto, haga que todas las personas tengan más cuidado alrededor del área de la alberca.

Para la mayoría de nosotros, las lesiones por resbalones y caídas son nada más que un simple momento bochornoso. Nos sacudimos, nos avergonzamos y nos vamos. Sin embargo, para algunos de nosotros, un simple resbalón o caída puede ocasionar una lesión cerebral grave. El mayor riesgo al caer es que usted pueda pegarse en la cabeza.

La parte complicada de las lesiones cerebrales es que la gravedad de éstas puede variar. Algunas personas que han sufrido una lesión cerebral, pueden solo sufrir de una conmoción cerebral leve, que puede ser manejada con la supervisión médica. Otros, sin embargo, pueden tener una lesión más seria que puede resultar en una gran hemorragia y en una fatalidad. Los investigadores han encontrado que las lesiones en la cabeza son la causa principal en la enfermedad del Alzheimer y demencias. Es por ello que los efectos de una lesión cerebral, puedan no verse hasta después de muchos años.

La fuerza del golpe afecta la gravedad de la lesión cerebral. Si usted se cae repentinamente sin tratar de detener la caída, su cabeza puede pegar en el piso con mayor fuerza y usted puede sufrir una lesión cerebral más peligrosa. Si usted se cae de una gran altura – de un techo o escalera- su caída alcanzará mayor velocidad y usted pegará en el piso con mayor fuerza, sufriendo así una lesión mayor. El lugar donde usted se cae, también tiene un impacto. El caer en un lugar donde su cabeza pegue en el pavimento o en una piedra, generalmente significa una lesión cerebral más severa que si hubiera caído sobre el pasto o césped.

De acuerdo con el Departamento de Salud de la Florida, las caídas accidentales, los tropiezos, y los resbalones son la causa principal de las lesiones personales y de las fatalidades para las personas de la tercera edad. Esta agencia reporta que las caídas accidentales son la causa principal de muerte y de lesiones e incapacidades para los residentes mayores de 64 años en el estado de la Florida. En el año 2007, aproximadamente 53,000 personas de la tercera edad del estado de la Florida, necesitaron tratamiento médico o fueron hospitalizados después de haber sufrido una caída. Ese mismo año, alrededor de 1,700 residentes de la Florida, murieron como resultado de sufrir una caída.

Muchas personas de la tercera edad, en la Florida, están temerosos de resbalarse o de sufrir una caída, y muchos cuidadores de éstas personas están preocupados por las caídas accidentales como la causa principal de lesiones. Afortunadamente, los expertos dicen que hay muchas maneras de prevenir estos accidentes. De hecho, es esencial prevenir las caídas accidentales, en las personas de la tercera edad, ya que estas caídas pueden ocasionar lesiones serias. De acuerdo con el Departamento de Salud de la Florida, el 25% de las fatalidades, en las personas de la tercera edad, asociadas con resbalones y caídas, están relacionadas con fracturas de cadera. El 52% de los accidentes de resbalones y caídas ocasionan lesiones cerebrales y fatalidades.

De acuerdo con los expertos, la mayoría de los resbalones y caídas ocurren cerca de la casa o dentro de la misma. La mayoría de las veces, estos accidentes ocurren cuando la persona mayor está de pie, caminando y se tropieza, se resbala, o sufre un desbalance. Sin embargo, las caídas de las escaleras, el caerse de la cama, y de los escalones son muy comunes.

De acuerdo con la CDC, las lesiones cerebrales generalmente son causadas cuando un golpe o una sacudida en la cabeza ocasionan una lesión en el cerebro conocida como contusión. La CDC recomienda que cualquier persona que haya sufrido de un golpe o sacudida en la cabeza revise si tiene los síntomas de una contusión. Estos síntomas incluyen:

1. Dificultad para concentrase, recordar cosas, o dificultad al tomar decisiones

2. Fatiga y dolores de cabeza