Publicado el:

La Distracción de los Conductores No es Causada Únicamente por los Teléfonos Celulares

Los medios de comunicación han estado informando sobre la distracción de los conductores por el uso de teléfonos celulares. Esto ha causado varios debates. Muchos estados están por prohibir el uso de teléfonos celulares y mandar mensajes de texto mientras se conduce. La creciente presión social ha significado que los conductores sean más conscientes de los peligros del uso de teléfonos celulares al manejar. El Consejo Nacional de Seguridad de los Estados Unidos ha declarado que los conductores que utilizan teléfonos celulares pueden contribuir a una cuarta parte de todos los accidentes automovilísticos. El conducir mientras que se está distraído se ha relacionado con accidentes de autobuses, accidentes de peatón, accidentes de bicicleta, y accidentes de camiones.

Sin embargo, según el Centro de Investigación de Seguridad Vial de los Estados Unidos, mientras que el 80% de los accidentes son causados por lo menos en parte por la distracción del conductor, en realidad los teléfonos celulares no son la única causa de distracción. Existen otras distracciones que pueden causar accidentes de tráfico:

1) Las distracciones fuera del vehículo. De acuerdo con el Centro de Investigación de Seguridad en las Carreteras de los Estados Unidos, casi un tercio de los accidentes son atribuibles al menos en parte a distracciones por algo fuera del automóvil. Estas distracciones externas pueden incluir otros conductores, peatones, los accidentes en carretera, vallas publicitarias, animales en el camino, y otros objetos que entran en el campo de visión del conductor y ocasionan que éste se distraiga.

2) El ajuste de los instrumentos del coche. De acuerdo con el Centro de Investigación de Seguridad Vial de los Estados Unidos, el cambiar un CD, maniobrar con un iPod, ajustar los limpiaparabrisas y cualquier otra forma que ajuste el vehículo- mientras conduce- generan al menos el 14% de los accidentes. Todas estas acciones distraen al conductor y por lo general requieren que el conductor quite los ojos de la carretera.

3) Conversaciones animadas. Hablar con los demás distrae al conductor. Muchos conductores instintivamente quitan sus ojos del camino para mirar la persona con la que están conversando. Incluso los conductores que suelen ser lo suficientemente disciplinado como para no hacer esto, pueden distraerse por el contenido de la conversación y no concentrarse en la carretera. De hecho, los críticos de la prohibición del teléfono celular señalan que el peligro con los teléfonos celulares no es de los propios celulares, sino más bien los tipos de conversaciones que la gente está teniendo. Una persona con una acalorada discusión con su pareja en un teléfono celular, con manos libres, es igual de probable que se distraiga como alguien que está teniendo un debate regular sobre un teléfono celular.

4) Objetos en movimiento en el coche. Una botella o algo por el suelo del coche es una distracción para el conductor ya que éste puede girar instintivamente alrededor para buscar el origen del ruido y quitar así los ojos de la carretera. Un objeto que cae al suelo del coche también puede ser una distracción e incluso peligroso si se atora en el acelerador o el freno. Hay otra razón para recoger los objetos sueltos en el auto y echarlos en la cajuela: los objetos no asegurados pueden pegarle durante un accidente y pueden causar heridas en la cabeza y lesiones cerebrales. Las mascotas en un automóvil también pueden ser una distracción y un peligro. Siempre deben estar asegurados o en una jaula en el coche.

5) Beber o comer. Todas las actividades personales, tales como comer, beber o aplicar maquillaje requieren que usted quite sus ojos de la carretera. Los accidentes pueden ocurrir si se ha derramado algún líquido sobre usted mismo ya que de forma instintiva usted reaccionara a eso. Con maquillaje, usted puede meter fácilmente algún producto en el ojo y puede ocasionarle una ceguera temporal. Deténgase al beber y comer y espere hasta que su coche se detenga para ajustar el maquillaje.