Publicado el:

El Latigazo Cervical es Una de las Lesiones Más Frecuentes en Accidentes Automovilísticos

Muchas de las personas que sobreviven a un accidente automovilístico sufren el latigazo cervical. Por desgracia, en este tipo de lesiones personales existen muchas disyuntivas que impiden dar a los pacientes la atención que necesitan. Uno de los mayores inconvenientes es que la mayoría de las personas, equivocadamente, suponen que el latigazo cervical es una lesión sin importancia, o que de alguna manera, es “irreal”. Incluso, en algunos casos, los pacientes renuncian al tratamiento médico, piensan que su lesión es pasajera. Desde luego, esto contribuye a que algunas compañías aseguradoras minimicen la gravedad del latigazo cervical. La verdad es que el latigazo cervical es una lesión importante y muy dolorosa.

El siguiente inconveniente con el latigazo cervical es que la sociedad médica sabe muy poco de este tipo de lesión. Aunque es una lesión muy comuun, las investigaciones han aportado muy pocas claves de la misma. Algunos médicos enfrentan problemas para dar un diagnóstico y tratamiento adecuado, ya que las investigaciones del padecimiento son insuficientes. El latigazo cervical causa un sinnúmero de síntomas. Por lo general, es inapreciable en las placas de rayos X, y por lo tanto, es difícil de valorar y diagnosticar.

Lo que se sabe del latigazo cervical es que afecta al área del cuello, y esto provoca un trauma repentino en esa zona. Aún cuando existe una lista demasiado extensa de causas que lo ocasionan, los accidentes por resbalones y caídas, accidentes automovilísticos, lesiones por deportes y agresiones son las causas más comunes que provocan el latigazo cervical. Cada paciente reacciona al latigazo cervical de forma diferente, y es todavía más difícil definir un tiempo de recuperación. Algunos pacientes se recuperan rápido, mientras que a otros les toma mucho tiempo su recuperación. Algunos pacientes tienen los síntomas de inmediato, mientras que otros los van desarrollando poco a poco. Los síntomas pueden ser:

· Dolor o inflamación en el cuello (puede extenderse hasta el área maxilar)

· Contractura cervical, de espalda o de otros músculos del cuerpo
· Mareos y nauseas
· Rigidez en el cuello o dificultad para moverlo
· Cefaleas
· Dolor punzante en el cuello, cabeza, brazo o en el área de los hombros.

· Hormigueo o sensación de adormecimiento en las extremidades
· Irritabilidad e inestabilidad
· Fatiga
· Zumbido auditivo
· Dolor en toda el área facial
El latigazo cervical es difícil de evaluar y pronosticar. Algunos pacientes responden muy bien al tratamiento para el dolor y al uso de un collarín cervical (para prevenir que el trauma se extienda). Otros requieren de un tratamiento a largo plazo o deben optar por tratamientos alternativos —que no cubren los seguros médicos— para aliviar el dolor. La mayoría de los pacientes deben guardar reposo, por consiguiente, pierden parte de sus ingresos.