Publicado el:

Síntomas de Letargo – Cómo Prevenir Accidentes de Camiones en el Estado de Florida

Por desgracia, los accidentes de camiones por conducir fatigado o somnoliento siguen siendo muy comunes. Son también una de las causas principales de accidentes automovilísticos con camiones. Siempre que un operador de camión está fatigado o somnoliento, él o ella disminuyen sus tiempos de respuesta y tal vez, no reaccionen en el momento oportuno para evitar una colisión. En el peor de los casos, un operador de camión somnoliento puede quedarse dormido al volante y perder el control del vehículo; por consiguiente, ocasiona accidentes automovilísticos, accidentes peatonales, o colisiones con otros camiones.

Existen normas que establecen el espacio de tiempo que puede conducir un operador de camión antes de hacer una pausa para tomar alimentos o descansar. Aunque el objetivo de esta legislación es prevenir algunos accidentes ocasionados por fatiga; dista mucho de ser infalible. Por un lado, las compañías transportistas presionan a sus operadores a conducir por períodos de tiempo excesivo para hacer sus entregas en el plazo convenido. Y por el otro, son los mismos conductores quienes desobedecen la norma del tiempo para tomar alimentos y descansar, porque desean ganar más dinero. Incluso en los casos en donde los operadores de camiones sí obedecen la legislación y toman sus descansos como se indica, puede ser insuficiente para evitar la fatiga y que resulten accidentes.

Existen también otros motivos que pueden contribuir a que el conductor se sienta agotado. Aún los conductores descansados, pueden ser propensos a sentir fatiga si toman ciertos medicamentos o son intolerantes a ciertas condiciones. El calor, los días bochornosos, mal dormir e incluso los alimentos pesados pueden contribuir a sentir sueño y cansancio, lo cual repercute en la forma de conducir del operador.

Los operadores de camiones deberían tomar descansos al momento de sentir la necesidad de hacerlo, y no sólo cuando sus normas lo indican. Existe una gran cantidad de comportamientos asociados al estado de letargo, a los que los conductores de camiones deberían poner atención. Cualesquier de estos comportamientos podrían indicar un estado de letargo peligroso:

1) Bostezar con frecuencia. Bostezar es el primer síntoma de fatiga o falta de oxígeno. Si abrir la ventanilla para respirar aire fresco no funciona, es hora de descansar.

2) Soñar despierto o divagar. Al igual que el cuerpo, la mente también se agota, y su reacción es divagar o soñar despierta. No sólo soñar despierto es un síntoma de fatiga severa, es por sí solo, una forma de distracción peligrosa que puede llevar con facilidad a un accidente de camión.

3) Cometer errores al conducir. Un conductor de camión que disminuye la velocidad y que de pronto acelera; que va al borde de la carretera o en la línea central, comete errores al conducir los cuales podrían fácilmente tener consecuencias fatales. Éstas son las señales de advertencia de un conductor fatigado o distraído. Si usted conduce detrás de un conductor como éste, póngase en contacto con las autoridades. Si es usted operador de camión y nota estos errores en usted mismo, salga de la carretera de inmediato y tome un descanso antes de que de lugar a un accidente.

4) Sentir los miembros entumecidos o sentir agotamiento y los párpados cada vez más pesados. Cuando estamos cansados e ignoramos las manifestaciones de nuestro cuerpo que pide descanso; a la larga, los músculos empiezan a dolernos y sentimos que se nos cierran los ojos, ya que nuestro cuerpo se niega a responder y nos fuerza a descansar. Si un operador de camión presenta estos síntomas, ha llegado el momento de detenerse.

5) No poder recordar los últimos momentos. Ésta es en verdad una condición alarmante, porque si un operador de camión no puede recordar los últimos segundos o las últimas millas recorridas, lo más probable es que él o ella se quedaron dormidos al volante. Cuando un conductor ignora las manifestaciones de su cuerpo que pide descanso; conforme pasa el tiempo, el cuerpo se rehúsa a continuar y presiona al conductor a descabezar un sueñecito, a veces por tan sólo algunos segundos. Ésta es una situación de emergencia, ya que durante estos pequeños micro-sueños el conductor pierde el control del vehículo y fácilmente puede causar un accidente.