Artículos publicados en Lesiones en Una Alberca y Ahogamiento

Publicado el:

Las piscinas o albercas son una de las preocupaciones más grandes de los padres. De hecho, de acuerdo con el economista Steven D. Levitt, las probabilidades de que un niño muera son 100 veces más altas en una piscina que con una pistola. Es tiempo de tratar a las piscinas/albercas con el cuidado necesario para prevenir ahogamientos y accidentes en Hollywood y todo el país.

Todo comienza con el concepto que tenemos sobre las piscinas. Cuando las tomemos tan en serio como a otros riesgos, podremos reducir el número de lesiones y muertes que suceden en ellas. Aquí hay varias cosas que puede hacer si desea reducir los riesgos en la piscina/alberca:

1) Alentar habilidades de nado.
Saber nadar bien puede prevenir el peligro de ahogamiento. Si no sabe nadar bien, tome clases. Mande a sus hijos a clases de natación con profesionales cuando aún sean pequeños hasta que dominen esta habilidad. Tanto adultos como niños pueden tomar clases sobre seguridad en el agua y un curso de primeros auxilios (CPR) para poder entender los temas de seguridad en el agua y saber sobre primeros auxilios.

Continuar leyendo →

Publicado el:

Si tiene una alberca/piscina en su casa, puede desear disfrutarla durante todo el verano. También desea que sea segura para toda su familia y para todos sus invitados para que la puedan disfrutar. Hay varias formas de que su piscina sea segura y al mismo tiempo evitar que haya lesionados en su piscina en Homestead:

1 ] Instale bandas anti-deslizantes alrededor de su alberca.

Uno de los riesgos principales en las albercas/piscinas son los incidentes de resbalones y caídas. Al instalar las tiras anti-deslizables en las áreas que llevan hacia la piscina y en la salida de la piscina, puede asegurar que alguna persona que camine con los pies resbaladizos tengan tracción para prevenir deslizamientos.

2 ] Dele a su alberca un mantenimiento profesional.

Un profesional puede asegurarse de mantener las salidas de desagüe para que estén adecuadamente seguras y que su piscina sea segura para nadar. Si no quiere contratar a un profesional, debe aprender como mantener segura su piscina. Debe mantener el área de su alberca bien iluminada y asegurarse de que los desagües y las otras áreas sean seguras.

3 ] Debe enseñar a nadar a toda su familia.

Asegúrese que todos en su familia sepan nadar. Motive a sus amigos para que les den clases de natación a sus hijos antes de nadar. Unas buenas lecciones para nadar pueden ayudar a prevenir incidentes de ahogamiento.

4 ] Debe instalar una cerca alta con una puerta de bloqueo automático. Continuar leyendo →

Publicado el:

En los niños de edades entre uno y catorce años, el ahogamiento es la segunda causa principal de muerte relacionada con lesiones. La mayor parte de los niños que se han ahogado se encontraban nadando en una zona de agua abierta o en una alberca residencial. Sin embargo, los padres no deben preocuparse únicamente de las albercas y áreas para nadar, ya que es posible que un niño pequeño pueda ahogarse con una pulgada de agua. Bañeras, cubetas, albercas para niños, baños, bañeras de hidromasaje, spas, e incluso cambiadores de pañales suelen ser un riesgo de ahogamiento.

Un ahogamiento es extremadamente alarmante porque puede ocurrir rápida y silenciosamente. En muchos casos, un ahogamiento o una lesión grave pueden ocurrir en tan sólo unos segundos. En muchos casos, un ahogamientos puede ocurrir en tan sólo unos momentos, cuando un niño se deja desatendido o pasa desapercibido entre un grupo mayor de niños. Un niño puede asustarse fácilmente y sumergirse debajo del agua; también pueden golpearse la cabeza y perder la conciencia debido a una lesión cerebral. Algunos niños pueden ser succionados debajo del agua por corrientes o una fuga en la alberca y quedarse atorados.

Después de que un niño se sumerge y pasan dos minutos, perderá la conciencia, y después de cuatro a seis minutos, suelen ocurrir lesiones cerebrales irreversibles. El tiempo es esencial. Cerca del 92% de los niños que han sobrevivido a un accidente que estuvo cerca del ahogamiento fueron descubiertos luego de dos minutos de haber estado debajo del agua, mientras que el 86% de los niños que han muerto por ahogamiento fueron encontrados 10 minutos después de haberse sumergido. Las investigaciones han encontrado que cerca del 20% de los niños que han sufrido un incidente cerca del ahogamiento también sufrieron lesiones cerebrales o una discapacidad neuronal como resultado de la experiencia. En muchos casos, estos traumas son permanentes.

Publicado el:

Ahora que los días son más cortos y fríos, la mayoría de las personas están cerrando sus albercas. Debido a que algunas personas estarán visitando su casa durante las próximas vacaciones, y debido a que probablemente tendrá menos tiempo para vigilar de cerca el área de su alberca, es ahora – que su alberca no está en uso-, que usted debe de asegurarse que se encuentre en buenas condiciones para prevenir posibles problemas de responsabilidad de la propiedad. A continuación se presentan algunos factores a considerar:

1) Barreras y puertas cerradas. La mayoría de los niños pequeños que se han ahogado no fueron vistos, por última vez, cerca de la alberca. De hecho, la mayoría de ellos fueron vistos en la casa y al pasearse por el área de la alberca no se encontraban bajo la supervisión de un adulto. En muchos casos, las víctimas que se ahogaron estuvieron fuera de la vista de sus cuidadores por menos de cinco minutos. Esto confirma la absoluta necesidad de una buena barrera y una puerta cerrada. Asegúrese de que la barrera o valla alrededor de su alberca sea segura y que no se encuentre en necesidad de reparación. Asegúrese de que no se pueda escalar fácilmente. Si hay árboles o arbustos cerca, pódelos para asegurarse que nadie pueda escalar sobre la valla. Asegure la valla con una buena puerta que esté cerrada en todo momento. Mantenga las llaves de la puerta fuera del alcance de los niños.

2) Alcohol. Si tiene una fiesta en la alberca, no sirva alcohol. El alcohol impide que haya una buena supervisión de las personas cerca de su alberca y aumenta las posibilidades de que alguien pueda ahogarse.