Estamos con usted durante la pandemia de COVID-19. De esta manera.
Publicado el:

¿Su Adolescente Necesita Más Clases de Manejo?

Obtener una licencia de conducir es un momento emocionante para muchos adolescentes, pero la mayoría obtienen sus licencias después de sólo unas pocas horas de clases. Aun los nuevos conductores que asisten a clases de educación vial, con frecuencia se limita a una individual con un instructor profesional. En las clases grupales, los adolescentes pueden tener sólo un tiempo limitado detrás del volante de un auto como práctica sólida.

Existen muchas señales de que su adolescente pudiera necesitar más clases de manejo. Si su hijo adolescente no se siente confiado al volante de un auto, si sus tarifas del seguro son altas, o si han tenido incidentes de tránsito o casi, estas son todas las señales para las que clases adicionales de capacitación y educación pueden ser convenientes.

Inscribir a su adolescente en clases para conducir a la defensiva es una acción inteligente. Si es posible, las clases de manejo a la defensiva pueden ayudar a su hijo adolescente de muchas maneras:

  • Pueden crear confianza: Con frecuencia los adolescentes encuentran aterrador ponerse tras el volante de un auto, aun cuando también encuentran emocionante la experiencia. Los cursos para conducir a la defensiva otorgan a los adolescentes más tiempo de práctica en el camino así como habilidades de manejo a la defensiva, lo que puede hacer que se sientan más en control.
  • Pueden adquirir buenos hábitos desde el principio: Los primeros pocos meses y años de experiencia de un nuevo conductor forman sus hábitos posteriores. Un instructor profesional puede ayudar abordando cualquier mal hábito, -como distraerse-, desde temprano y puede auxiliar construyendo buenos hábitos. Conducir a la defensiva, incluyendo siempre pensar en varios movimientos con antelación, puede ser un buen hábito para inculcarse apropiadamente pronto y proyectarlo hacia años de manejo a la defensiva.
  • Pueden ayudar a su adolescente a repasar los puntos básicos: Aprender las reglas una vez en la clase de educación vial podría no ser suficiente para ayudar realmente a su hijo adolescente a absorber todo lo que necesita saber. La educación vial puede convertirse en una situación de ¨información abrumadora¨ donde un conductor joven pierda algunas lecciones. Conducir a la defensiva le otorga a su adolescente la oportunidad para repasar los puntos básicos y realmente reforzar las reglas de manejo.
  • Ayudan con el manejo de riesgo: Muchos padres se preocupan por los riesgos de accidentes automovilísticos en Hollywood o en su comunidad. Los conductores jóvenes, sin embargo, no siempre tienen la experiencia para tomar en serio los riesgos. Las clases para conducir a la defensiva examinan los riesgos de manejar en estado de ebriedad, conducir de manera distraída y otras conductas riesgosas. También muestra a los jóvenes conductores cómo evitar algunos de estos riesgos.
  • Pueden ayudar con los gastos del seguro: Los conductores jóvenes tienen unas de las tarifas más altas de seguros entre todos los choferes. Los transportistas los ven simplemente como un riesgo mayor. Algunas compañías ofrecen descuentos a los adolescentes que toman clases de instrucción vial o de conducir a la defensiva. Contacte a su aseguradora antes de contratar una clase adicional para averiguar cómo la instrucción podría ayudarle con las primas del seguro. Los ahorros podrían compensar algunos de los costos de las clases.

Si su hijo adolescente resultó lesionado en un choque automovilístico en Hollywood, Homestead, Miami, o cualquiera de las áreas circundantes, contacte al Grupo Legal Flaxman al 1-866-352-9626 (1-866-FLAXMAN) para tener una consulta gratuita. Nuestro equipo legal cuenta con más de 60 años de experiencia combinada y podemos ayudarlo a entender si tiene usted una demanda legal después de sufrir lesiones graves.